Identifican a la niña migrante que murió en poder de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU

92
Niña originaria de Guatemala que murió en Estados Unidos.

La niña migrante, de 7 años, que murió horas después de que fue llevada a la custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP) fue identificada como Jakelin Amei Rosmery Caal Maquin.

La identidad fue confirmada por Tekandi Paniagua, cónsul de Guatemala en Del Rio, Texas, a Michelle Mendoza, de CNN en Español.

Según Paniagua, la pequeña y su padre, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años, emigraron de Raxruha, Alta Verapaz, Guatemala, una región indígena al norte del país. Caal y su hija fueron detenidas junto con un grupo de migrantes cerca de Nuevo México el jueves 6 de diciembre.

Luego informaron que Jakelin Amei se enfermó después de ser aprehendida por los agentes y llevada a Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU. Ella tenía fiebre alta y vómitos cuando iba rumbo a la estación de CBP en Lordsburg, Nuevo México. El equipo médico de la CBP estaba asistiendo, agrega.

Sin embargo, el 7 de diciembre (día siguiente), Jakelin empeoró y tuvo convulsiones, por lo que la llevaron a un hospital en El Paso, Texas. Pero falleció el 8 de diciembre.

LEA: Un rugido inesperado del Volcán de Fuego asusta a Guatemala

Estados Unidos dice que niña guatemalteca muerta no parecía enferma

Ante la polémica muerte de la menor, hay muchas preguntas sobre cuán evidente era el padecimiento de la menor. Una planilla llenada poco después de la detención no mencionada nada del tema.

El formulario, obtenido por The Associated Press, dice que la pequeña no estaba sudando ni temblando, no mostraba trauma alguno y estaba lúcida. “Dice tener buena salud”, se lee en el formulario que contiene en la parte de abajo la supuesta firma del padre.

Es por eso que las autoridades de inmigración de Estados Unidos dijeron que se realizará una autopsia para determinar la causa de la muerte de la infante. Los resultados podrían demorar semanas.

La funcionaria habló con The Associated Press bajo condición de anonimato por no estar autorizada a hablar con la prensa.

El padre fue llevado por tierra al hospital de El Paso y allí estaba cuando falleció su hija, dijeron fuentes oficiales. El padre no está detenido.

La agencia de supervisión interna del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos investigará lo sucedido.