Hondureño sueña con ser alcalde de Miami

395

MIAMI- Estados Unidos se recupera de la crisis global y  nuevamente se vale soñar, sobre todo si se vive en Miami, donde las oportunidades se levantan tan alto como los nuevos edificios que se construyen en su distrito económico y zonas turísticas.

Uno de esos soñadores es nuestro compatriota Arturo Enamorado, quien hace 8 años se radicó en esta ciudad, como representante de una universidad española que ofrece formación a distancia.

A sus 40 años, Enamorado es todo un experto en relaciones empresariales y un especialista en establecer alianzas, lo que le ha permitido moverse como pez en el agua en el ámbito político de Miami.

No obstante, es también consciente de las dificultades de alcanzar su sueño y admite que si en Honduras es un gran reto convertirse en alcalde de una ciudad importante, llegar a serlo en Miami lo es mucho más.

“Este es un largo caminar, y hay que hacerlo paso a paso, con mucha disciplina e inteligencia.  De hecho, no trabajo en ese propósito en este momento, pero sí pienso que dentro de 10 ó 15 años podré tomármelo más en serio. Quién sabe si dentro de ese tiempo nos volvamos a ver aquí en el puerto de Miami y tu entrevista sea con su alcalde”, señala sonriendo.

Por el momento, indica que  le queda aprender mucho de las personalidades de la política de la ciudad, como del alcalde, Tomás Regalado; de Luigi Boria, alcalde de El Doral, Florida, y de la máxima autoridad del condado de Miami Dade, Carlos Jiménez, quienes siempre han abierto las puertas a los hondureños.

SU FORMACIÓN
Arturo Enamorado es un catedrático universitario con una maestría en Comercio Internacional. A finales del 2008 viajó a los Estados Unidos como representante de una universidad española que ofrece formación “online” y actualmente es también director de operaciones y gerente de dicha casa de estudios.

Asimismo, refiere que como en Honduras siempre estuvo involucrado en cargos administrativos de entidades empresariales como la Asociación Nacional de Industriales (Andi) y la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa, lo primero que hizo al llegar a Estados Unidos fue convertirse en voluntario de la Cámara de Comercio Hondureña en Miami.

Relata que gracias a la experiencia en dirigencia empresarial que había logrado en nuestro país, teniendo como mentores a Amílcar Bulnes, Chema Agurcia y Adolfo Facussé, entre otros, logró en poco tiempo convertirse en presidente de dicha entidad en Miami.

Explica que, a diferencia de Honduras, en Miami no es obligatoria la afiliación  a una cámara de comercio, sin embargo, es de gran ayuda para abrirse camino en los negocios.

En este sentido, refiere que su compromiso dentro de este cargo es ayudar a nuestros compatriotas a desarrollarse y a hacer “networking”,  o sea, acudir a actividades y eventos con el fin de incrementar su red de contactos profesionales y buscar oportunidades de negocio.

Consciente de que Honduras es un país pequeño, señala que ha logrado establecer alianzas estratégicas con tres redes de cámaras de comercio binacionales en Miami, lo cual los potencia, porque les permite intercambiar membresías y lograr un efecto multiplicador.

Bajo este contexto, indica que con estas redes organizan todos los meses eventos en conjunto para hacer ruedas de negocios y que ellos establezcan los contactos que tanto necesitan.

En relación a la importancia de Honduras para Miami, Enamorado señala que nuestro país es el segundo mejor cliente de este puerto en exportación de contenedores.

Asimismo, destaca que el hecho de que entidades como la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH) se establezca en Miami y rompa barreras, es un logro sin precedentes, ya que ninguna universidad de Centroamérica había logrado que le aceptaran operaciones y que se le avale en la extensión de títulos oficiales del Estado de Florida.

MEMBRESÍA
El ejecutivo refiere que la Cámara de Comercio de Honduras en Miami actualmente está integrada por 100 miembros, pero debido a las redes de cámaras a las que pertenece, es parte de un gremio que congrega a más de 1,200 socios en total.

Asimismo, señala que cuentan con el aval del comercio de la ciudad, la alcaldía y el mismo Congreso de los Estados Unidos. “Nosotros somos facilitadores de nuestros compatriotas, y nos movemos a través de todos estos círculos con el único afán e interés de  que puedan crecer dentro de los negocios”, afirma.