Hondureña Katheryn Banegas, a un concierto para llegar a la final de La Academia

202
hondureña Katheryn Banegas
Katheryn Banegas interpretó el tema "La cima de cielo"

TEGUCIGALPA. La hondureña, Katheryn Banegas recibió fuertes criticas por el inicio de su interpretación en el onceavo concierto de La Academia, los jueces recriminaron que a un concierto para llegar a la gran final se continúen cometiendo esos errores. 

En esta ocasión, Banegas interpretó el tema que ya es considerado como un clásico, «La cima de Cielo», del artista Ricardo Montaner.

La producción del programa musical hizo que Katheryn sobresaliera sobre un escenario flotante. La hondureña, vestía un hermoso vestido blanco; sin embargo, al comenzar a cantar el tema musical cometió algunos errores. 

Lea también: Katheryn Banegas una mexicana nacida en Honduras, según jueces de La Academia

Las criticas

Contrario al domingo pasado, cuando Katheryn Banegas recibió muy buenas criticas de parte de los jueces de La Academia, quienes por su interpretación aseguraron que la catracha es una mexicana nacida en Honduras, en esta ocasión señalaron que Banegas inició muy mal la canción.

La jueza Edith Márquez manifestó que «empezaste muy insegura, desafinando bastante», además, le recordó continuar trabajando para que las notas no se escuchen gritadas, sino que se escuchen realmente cantadas e interpretadas.

Asimismo, le dijo «de cómo empezaste a el día de hoy has tenido un crecimiento inmenso, tu voz ha crecido muchísimo y bueno, todavía hay mucho por mejorar».

Por su parte, el juez Edwin Luna señaló que «Katheryn, el inicio estuvo muy malo, pero creo que no alcanzas esas notas graves». A criterio de Luna, «es obvio que las notas graves no te favorecen, porque tu rango de voz no te lo permite»; sin embargo, reconoció que la hondureña recuperó muy bien la canción.

Mientras tanto, el juez Arturo López Gavito hizo la critica más fuerte, al asegurar que «a estas alturas no se pueden cometer estos errores, de igual manera, no puede tener una carrera inconstante, con algunos conciertos buenos y otros malos».