Honduras: Escucharon los gritos de la víctima, pero fue demasiado tarde

213

La Esperanza, Intibucá. El Ministerio Público logró una sentencia condenatoria de 23 años de reclusión para Wilmer Rodríguez Mazariegos, por el delito de parricidio en el occidente de Honduras.

El condenado fue condenado por el asesinato de Belkys Ayde Rivera Palacios, delito consumado el 20 de marzo de 2014 en la aldea Quiraguira, departamento de Intibucá.

De acuerdo con el expediente investigativo, el crimen fue cometido en la casa de habitación de los padres de la hoy occisa, lugar donde ella su pareja se encontraban de visita.

Rodríguez Mazariegos, en horas de la madrugada llevó a su mujer a una casa deshabitada próxima al lugar donde pernoctaban, y allí le dio muerte tras atacarla con un machete.

Según testimonios de la familia de la víctima, éstos, no se enteraron de la salida de ambos de la vivienda sino hasta que escucharon los gritos de la joven, por lo que inmediato acudieron en su auxilio pero ya fue demasiado tarde.

Con base en lo anterior, el Ministerio Público acusó a Wilmer Rodríguez Mazariegos por el delito de Parricidio y a solicitud de las partes se desarrolló una Audiencia de Procedimiento Abreviado, donde el encausado manifestó de viva voz aceptar los cargos a él atribuidos por lo que el Juzgado de aquella sección judicial lo condenó a pasar 23 años recluido en la Penitenciaría de La Esperanza, departamento de Intibucá.