Honduras: Crece resistencia a mina de dueño de Alutech; lodo llega a llaves y río

334

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Pobladores, autoridades y la compañía Minera Pinares, propiedad de Lenir Pérez, siguen sin llegar a un acuerdo sobre la explotación de los recursos que contaminan el agua que abastece a más de 10 comunidades en el municipio de Tocoa.

Los pobladores de las diferentes comunidades aledañas a la zona se han visto obligados a acampar cerca de la mina. Lo anterior, según dijeron, como señal de su protesta. Esta nueva manifestación de los vecinos de esos municipios lleva más de 15 días.

Grupo de pobladores de Tocoa en el campamento, montado para protestar contra la minera de Lenir Pérez.

El Gobierno ha querido llegar a un acuerdo con los protestantes. Pero esos intentos no han tenido los resultados esperados por la aparente inclinación del Gobierno hondureño con Lenir Pérez. Este es un joven empresario propietario de la fábrica de láminas Alutech.

Inclusive, los pobladores han denunciado que los mediadores gubernamentales llegan con una postura como si fuesen parte de la empresa del empresario.

Cabe señalar que este campamento fue instalado con la finalidad de detener las operaciones de la compañía Inversiones Pinares. La cual está concesionada la zona núcleo del parque Nacional Carlos Escaleras Mejía.

Esta explotación afecta directamente los recursos hídricos de la zona. Ya que son tres ríos los que se ven afectados con el arrastre de sedimentos, por los trabajos de extracción y la construcción de carreteras.

Los ríos afectados son el Rio Guapinol, la Quebrada Ceibita y el Río San Pedro. La concesión de esta explotación minera fue aprobada en el año 2013 durante el gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

La explotación está considerada dentro de la categoría de no metálicas y autorizada para la extracción de óxido de hierro. En imágenes enviadas por los pobladores a Diario Tiempo, muestran la clara contaminación que produce esta mina.

lea También: Honduras: Emerge otro conflicto ambiental por mina de propietario de Alutech

En el vídeo se observa que en vez de salir agua de las llaves, lo que reciben los vecinos es lodo

Esto, por el arrastre de sedimentos que provoca la construcción de las carreteras y la misma explotación en sí. En el siguiente vídeo se puede apreciar el impacto que tiene la mina en la cuenca del Río San Pedro.

Las excusas del alcalde

Según los pobladores, Fúnez se ha limitado a decir que esos permisos fueron otorgados en el Gobierno del alcalde anterior y que por lo tanto, su corporación municipal nada tiene que ver en eso.

Según la historia, el ex Alcalde Héctor Hernández junto a cinco regidores aprobaron la entrada de empresas mineras al municipio el 20 de enero 2014. La autorización la hicieron cinco días antes de entregar sus cargos a Fúnez.

Sin embargo, desde que tomó posesión Fúnez, junto a su equipo de regidores, no se han referido a dichos contratos. Por esta razón los pobladores lo señalan como cómplice de los desastres naturales causados actualmente en la zona.

Caso de la mina de dueño de Alutech: Cero diálogo.

Los pobladores han realizaron varias tomas en días anteriores  e intentaron dialogar con el alcalde del partido LIBRE, para pedirle un cabildo abierto y declarar al municipio libre de proyectos mineros.

Los vecinos proponen un cabildo supervisado por el Tribunal Supremo Electoral (TES), para consensuar entre la población si  permite la explotación minera en el municipio o no.

Adán Fúnez, el 14 de mayo interpuso una denuncia en el Comisionado de Derechos Humanos contra la población que defiende el río y se opone a dicha explotación.