Flora Duarte: «El cáncer nunca ha sido prioridad para ningún Gobierno»

45
cáncer
Anualmente en Honduras se atienden 17 mil pacientes con cáncer y se reciben mil casos nuevos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Como un “viacrucis” catalogó Flora Duarte, titular de la fundación Emma Romero de Callejas, lo vivido por una persona que padece cáncer en Honduras.

Lo anterior, debido a que la enfermedad “nunca ha sido una prioridad para ningún gobierno”, además de considerarse como la más descuidada denunció Duarte.

Lea también: Por negligencia médica muere paciente en el Hospital Escuela, según familiares

Unidades de cobalto en mal estado 

Como prueba de lo antes expuesto, Flora Duarte expuso que las dos unidades de cobalto en el Hospital San Felipe no funcionan desde el año pasado. En consecuencia, no hay cómo darles atención a los pacientes.

En ese sentido aseguró que se les asigna un presupuesto “raquítico”, por lo que no hay forma de ayudarle a quienes buscan ayuda.

Según explicó Flora, la organización que dirige realiza un estudio socioeconómico para que los pacientes aporten una cifra voluntaria conforme a sus ingresos.

Sobre la precaria situación apuntó que es inhumano, «porque la mayor injusticia en salud es que no todos los pacientes tienen acceso a la tecnología, a un diagnóstico temprano y a un tratamiento eficaz”.

Llamado al Gobierno

Ante los alarmantes casos de cáncer diagnosticados en Honduras y la carencia de presupuesto; Flora hizo un llamado.

El mismo iba dirigido al Gobierno y al Ministerio de Salud para “que pongan más atención al cáncer”.

Por otra parte, destacó que el Gobierno designa “24 millones de lempiras de los cuales, solo 10 están destinados para el tratamiento de cáncer”.

Lo demás es utilizado para el mantenimiento de la maquinaria. Este, alcanza un costo de casi 900 mil dólares; por ello, dicha donación  se “queda corta”.

Cáncer de mama en Honduras se presenta antes de los 55 años

El especialista Genaro Aguilar, reveló que en Honduras el 65 por ciento de los casos de cáncer de mama se presenta previo a los 55 años. Mientras que en países como Estados Unidos, suele diagnosticarse después de esa edad.

En consecuencia, el galeno sostiene que no se puede seguir el mismo procedimiento de prevención en Honduras. Es decir, se recomienda que las hondureñas deben realizarse su primera mamografía a los 35.

Asimismo, destacó que algunos centros privados no permiten practicar el examen a mujeres que no alcancen los 40 años. Acción que debe ser corregida, según Aguilar.

Es oportuno señalar que el cáncer es la segunda causa de muerte en Honduras; pese a ello, no es considerada como una enfermedad prioritaria en el país, denunció el médico.