Expertos hondureños recomiendan legislar en materia de delitos informáticos

437
delitos informáticos
En Honduras resurge la pregunta si el Congreso Nacional está listo para legislar sobre ese tema.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La comisión de delitos informáticos a través de las redes sociales es algo realmente nuevo en Honduras, pero los expertos en el tema aseguran que es necesario legislar a favor de la protección de los usuarios hondureños.

La clonación de cuentas personales, la suplantación de identidades, trata de personas, secuestros, el espionaje informático, el uso de virus o software malicioso y la clonación de páginas electrónicas (páginas web). Además, la corrupción, la violación de correspondencia o comunicaciones, la extorsión, el daño agravado, entre otros, son algunos de los delitos penales a los que puede estar expuesta una persona usuaria de las redes sociales.

En Honduras, resurge la pregunta si el Congreso Nacional está listo para legislar sobre ese tema. Anteriormente, se han hecho algunos esfuerzos para garantizar seguridad en las redes sociales y algunos sitios web que no son oportunos para las ciudadanos.

Sin embargo, expertos en el tema aseguran que dichas iniciativas no se han conformado como deben ser. Para ponernos en contexto explicaremos qué es un delito cibernético y para entenderlo se puede decir lo siguiente:

  • Son aquellos delitos que se comenten empleando los diferentes medios electrónicos e informáticos existentes.

Entre esos se pueden destacar la revelación de secretos o la vulneración de la intimidad de las personas. Por ejemplo cuando se invaden los correos electrónicos o interceptan el envío de documentos. El «phishing» es el fraude cometido a través de internet. 

Se trata de un delito relacionado siempre con su “identidad online”. Y, con las credenciales de acceso de los distintos servicios que la víctima utilice en la red. Lo anterior, pueden ser claves de acceso a banca online, loggins y passwords de usuarios de mensajerías instantáneas. Así como también el acceso a sus perfiles en redes sociales o contraseñas de los correos electrónicos del atacado.

Le puede interesarAlertan sobre virus que daña “routers” de internet conectados en viviendas y negocios

Otros ciberdelitos

A estos hay que unir el pharming (una modalidad de estafa). Un ejemplo común es el de redirigirnos a la página falsa del banco diseñada por los ladrones de forma automática. Es decir, sin que nosotros necesitemos pulsar ningún enlace.

El espionaje industrial, es el delito contra la intimidad de menores, el cyberacoso. Esos son algunos delitos que de forma más frecuente se cometen a través de un medio tan amplio como Internet.

Sin embargo, la  persecución de esos ilícitos es mucho más compleja. La “red”, como popularmente se conoce a Internet, dificulta en gran medida descubrir a quiénes cometen este tipo de delitos. A eso hay que unir el hecho de que muchas víctimas sienten que se enfrentan a seres “invisibles”. Así como también difíciles de rastrear, por lo que frente a cuyos ataques sólo queda resignarse.

La proliferación de cuentas falsas en redes sociales u otras acreditadas a sitios especializados de prensa utilizan espacios para atacar. También para denigrar y difundir informaciones falsas, especialmente contra personajes e instituciones políticas, así como figuras públicas. Y, otras que gozan de simpatía popular.

Honduras busca legislar en ciberseguridad

Cabe indicar que en 2015 en el Congreso Nacional hondureño se introdujo una iniciativa de ley encaminada a garantizar ciberseguridad.

Entre los campos que castigaría la reforma legislativa incluía el acceso no autorizado a sistemas informáticos, años informáticos o atentados contra la integridad de datos y  transgresiones contra la integridad o disponibilidad de los sistemas informáticos. Además abuso de dispositivos electrónicos para operaciones ilícitas, suplantación de identidad digital y pornografía de venganza. También hostigamiento sexual por medios electrónicos y pornografía infantil.

Asimismo, el proyecto regularía el fraude de telecomunicaciones y de sistemas informáticos, que tiene que ver con griseo de llamadas. Igualmente con la piratería informática, reventa no autorizada y clonación de números telefónicos móviles. Asimismo, el hurto o robo cometido sobre redes de telecomunicación o eléctrica.

Opinión de expertos

De acuerdo a los expertos, claro que sí se pueden clonar página de redes sociales.

Carlos Castañeda, experto en temas informáticos, explicó que la clonación de cuentas personales no necesariamente solo se da Facebook. Sino que también se puede encontrar información incluso de sitios web completos que se asimilan a los originales. Dichos sitios presentan ciertas variables como el nombre de la dirección o en algún detalle dentro de la misma página.

Eso es lo que puede determinar que no son las originales o no son las reales.

A efecto de eso, Castañeda estableció que la legislación hondureña se ha hecho un par de esfuerzo últimamente para legislar sobre estos aspectos. No obstante, no hay nada que implique una sanción a los ciberdelincuentes.

En ese sentido, indicó que en la legislación penal hondureña hay otras figuras. Por ejemplo, la usurpación de identidad. Honduras no cuenta con una fuente especifica que detalle las estadísticas de clonación de páginas.

Dicha prácticas, en el territorio nacional surgieron hace más o menos 5 o 6 años atrás.

De ese modo, el experto definió la clonación de páginas como usar imágenes y información sin protección para crear cuentas de redes sociales con nombres y datos de usuarios ya existentes.

Con dichas cuentas, los programadores mandan solicitudes de amistad a los mismos contactos de la víctima. Y, es ahí cuando empiezan a sumarse a confundir a las personas.