26.2 C
San Pedro Sula
lunes, junio 24, 2024

Diez consejos para evitar que el calor afecte tu teléfono móvil

Debes leer

TECNOLOGIA. La intensa ola de calor de las últimas semanas ha puesto a prueba nuestra capacidad de soportar las altas temperaturas, pero los seres vivos no somos los únicos que sufrimos.

Nuestros fieles compañeros tecnológicos, los teléfonos móviles, también se ven afectados por el calor estival. Al igual que cuidamos de nuestra salud durante esta temporada, debemos prestar atención a nuestros dispositivos para evitar que el calor excesivo dañe sus componentes internos y afecte su rendimiento.

Dejamos algunos consejos para evitar que el móvil se dañe con el calor:

  1. Monitorea la temperatura interna con CPU-Z.

Aunque el calor no siempre es visible en la superficie de tu teléfono, puede acumularse internamente. Para tener un control preciso de la temperatura de los componentes, considera instalar aplicaciones como CPU-Z (tanto para Apple como para Android), que brinda información detallada sobre la temperatura interna de tu dispositivo. Esto es esencial, ya que el calor acumulado puede tener un impacto negativo en el rendimiento y la vida útil del móvil.

2. Mantén tu móvil en lugares secos y con temperaturas moderadas. 

Evitar el sobrecalentamiento comienza por mantener tu teléfono en un entorno adecuado. La mayoría de los fabricantes recomiendan un rango de temperatura de funcionamiento entre 0ºC y 35ºC. Es importante encontrar un equilibrio, ya que temperaturas extremadamente altas o bajas pueden dañar el dispositivo.

Además, asegúrate de mantenerlo en un lugar con baja humedad, ya que esta puede infiltrarse y afectar los componentes internos de tu móvil. Una buena forma de seguir utilizando tu dispositivo en la playa o la piscina sin peligro, es comprando una funda de plástico transparente estanca (aunque también se puede hacer el apaño con una bolsa para congelados). De esta forma podrás protegerle de la humedad, pero recuerda que metido en el plástico, el dispositivo estará en un ambiente que alcanza algunos grados más que el exterior, así que no lo pongas bajo el sol.

proteger el celular del calor
Protege a tu celular del intenso clima.
3. Evita los videojuegos exigentes

Los juegos en los dispositivos móviles son divertidos, pero pueden ser un factor importante en el calentamiento excesivo. Los juegos exigentes gráficamente pueden poner una carga significativa en la CPU y la GPU, elevando la temperatura del teléfono. Depende tanto del juego en cuestión como del dispositivo. Cuanta más potencia tenga el terminal, menos carga supondrá el ejecutar el juego y viceversa. Igualmente si estás en el exterior a más de 35 grados, evita utilizar el móvil para jugar a videojuegos, sean PUG o Fortnite o Candy Crush.

4. Protege tu Móvil de la Exposición Solar Directa.

Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones se deja el teléfono al sol, encima de la mesa del chiringuito o de la toalla. Una peligrosa costumbre que en cuestión de cuarto de hora puede hacer que el teléfono alcance temperaturas críticas. Un momento en el que el dispositivo, por lo general, se apagará como sistema de seguridad, sin embargo, puede ocurrir que a pesar de esta medida, se hayan producido daños irreversibles. La luz solar directa puede ser perjudicial para tu móvil, especialmente en verano. Evita dejar tu dispositivo bajo el sol, ya que el calor extremo puede causar daños a largo plazo. Siempre que sea posible, mantén tu móvil en la sombra, ya sea en un bolsillo, bolso o en el interior de un edificio.

5. Opta por fundas que no retengan el calor.

Algunas fundas protectoras pueden atrapar el calor alrededor de tu teléfono, lo que potencialmente podría llevar a un aumento de la temperatura. Busca fundas y accesorios que estén diseñados para la disipación del calor y permitan que el aire circule alrededor del dispositivo. Los materiales como el plástico y el cuero pueden retener el calor, mientras que otros como la silicona y el tejido de malla tienden a ser más transpirables.

6. Evita cargar el móvil bajo la almohada o en la cama.

Aunque puede ser tentador dejar tu teléfono cargando bajo la almohada o cerca de ti mientras duermes, es una práctica arriesgada, especialmente en los meses calurosos. La cama y la ropa de cama pueden bloquear la disipación del calor del teléfono mientras se carga, lo que podría llevar al sobrecalentamiento. Es preferible cargarlo en una superficie plana y bien ventilada.

proteger el celular del calor
El calor puede llegar a colapsar tu celular.
7. Cierra aplicaciones en segundo plano.

Muchas aplicaciones continúan ejecutándose en segundo plano incluso cuando no las estás utilizando activamente. Estas aplicaciones pueden consumir recursos y generar calor. Cierra regularmente las aplicaciones que no estés utilizando para reducir la carga en la CPU y disminuir la generación de calor.

8. Realiza reinicios periódicos.

Reiniciar tu teléfono de vez en cuando puede ayudar a liberar recursos y procesos que podrían estar contribuyendo al calentamiento. Un reinicio puede ayudar a restablecer el equilibrio térmico del dispositivo y eliminar posibles cuellos de botella de rendimiento.

9. No Ignorar las Alertas de Calor.

Algunos modelos de teléfonos tienen una función de alerta de temperatura que te notificará si el dispositivo se está calentando demasiado. Si recibes una advertencia, no la ignores. Presta atención a estas alertas y toma medidas para enfriar tu móvil si es necesario.

Cómo Enfriar tu Móvil de Forma Segura.

Si tu móvil se ha calentado en exceso, es importante actuar de manera rápida y segura para evitar daños permanentes. Aquí hay algunas estrategias para enfriar tu móvil:

  • Apágalo por completo: Apagar el dispositivo permitirá que todos los componentes se enfríen gradualmente al detener todos los procesos internos.
  • Retira la funda: Si tu móvil tiene una funda, quítala para permitir una mejor disipación del calor.
  • Colócalo en una superficie fría y seca: Busca una superficie fresca y seca para colocar tu móvil, lo que ayudará a reducir la temperatura interna.
  • Ventilación suave: Puedes colocar tu móvil cerca de un ventilador con un flujo suave de aire, lo que ayudará a enfriar los componentes.
  • No lo cargues mientras se enfría: Evita cargar tu móvil mientras se está enfriando, ya que la carga puede generar calor adicional.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido