32.3 C
San Pedro Sula
sábado, marzo 2, 2024

Fidencio Aguilar, el maestro del pincel hondureño que inspira con su talento

Debes leer

Redacción. Un pintor, decía Francisco Laso, todo lo ve a través del arte. Él puede llegar adoptar e inventar, pero lo que importa es que sea sincero, que trasmita su mensaje con sentimiento y honradez. Al margen de esta línea, un hondureño se ha hecho un nombre gracias a su talento con el pincel, logrando considerar las formas en que se manifiestan los fenómenos de los colores, los matices, las personas, el cielo, etcétera.

En la pequeña aldea El Guantillo, ubicada en el municipio de El Porvenir, en Francisco Morazán, nació Fidencio Aguilar Varela, un hondureño que con su innato talento y su pasión por el arte ha logrado cruzar fronteras y representar a la nación orgullosamente.

Aguilar ha ganado reconocimiento nacional e internacional gracias a su innegable talento con el pincel. Es conocido por reflejar en su obra un estilo primitivista, calles empedradas, la vida cotidiana de los hondureños, las casas con techos de tejas de barro y, claro, su capacidad para percatarse de los mínimos detalles, con fidelidad a los colores y formas.

Este talentoso compatriota compartió con Diario Tiempo sobre su trayectoria y sus satisfacciones. Además, nos contó cómo es que encontró en el arte un refugio y una pasión que lo acompañaría toda la vida.

Fidencio Aguilar pintor hondureño
Obras de Fidencio Aguilar.

Su pasión

Fidencio Aguilar Varela nació el 10 de febrero de 1956. Su historia en el arte tiene raíces en la infancia, cuando desde los 6 años de edad su mundo giraba en torno al arte que su madre alfarera le inculcó.

«La mujer que me trajo al mundo era alfarera y muy trabajadora. Yo siempre la acompañaba y de ella adquirí mucho conocimiento en el arte«, contó Aguilar.

Aguilar aprendió de su madre la creación de objetos de barro, utilizando incluso el achiote para pintarlos. Según él, «era muy curioso y cada cosa que ella descubría yo también lo intentaba hacer y así decoraba los jarrones, ollas y demás cosas que hacíamos de barro«.

Fidencio Aguilar pintor hondureño
Fidencio cuando tenía 8 años.

Años más tarde, su madre falleció pero le heredó algo poderoso: el arte. Aguilar fue acogido por otra persona que continuó guiándolo en este mundo artístico, ya que también era alfarera.

«Tuve la oportunidad de trabajar en el área de cerámica esmaltada y algunas personas me empezaron a pedir azulejos y otros trabajos. Eso fue en los años 80«, narró.

Con el tiempo, su interés fue creciendo hacia la pintura; su talento llamó la atención en galerías locales por reflejar pintorescos poblados provincianos. Esto, lo impulsó a dedicarse por completo a esta disciplina y tener una carrera afortunadamente internacional.

«Decidí dedicar más tiempo en mis lienzos y comencé a ser más conocido«, explicó.

Fidencio Aguilar pintor hondureño
Aguilar se ha dedicado al 100% en la pintura.

Le puede interesar: Pintor hondureño exhibe sus obras en famoso restaurante de París

Múltiples Premios

La brillantez de Aguilar ha trascendido fronteras. Sus pinturas llamaron la atención de muchos hondureños, quienes le aconsejaron dedicarse a este arte.

«Expuse mi primera obra en Alianza Francesa y así fui invitado a eventos a nivel nacional, en San Pedro Sula y en Tegucigalpa. Tuve el honor de tener mis obras en reconocidas galerías y al lado de grandes artistas«, relató.

En la década de los 90, su nombre fue más allá de las fronteras hondureñas. Participó en competiciones dentro y fuera del país, donde sus creaciones capturaron la imaginación y el respeto de todos, desde menciones honoríficas hasta premios destacados. Esto permitió que Aguilar se destacara como una fuerza imparable en el mundo del arte.

Su primera participación internacional la tuvo en Guatemala, en 1996, al lado de grandes artistas hondureños, como Julio Bizquerra, Blaz Aguilar, Elmer Mejía, entre otros. El viaje hacia la fama internacional se consolidó en eventos de gran prestigio como la Bienal de Bulgaria. Su obra, una carrera de cintas y paisajes verdes en el fondo, capturó la atención del mundo, otorgándole el segundo lugar en 2021.

Fidencio Aguilar pintor hondureño
Obra con la que ganó el segundo lugar en el primer Bienal de Bulgaria.

Dos años más tarde, en 2023, el hondureño volvió a recibir la convocatoria y al concursar obtuvo el tercer lugar con su obra llamada El inicio de la familia.

Fidencio Aguilar pintor hondureño
Obra con la que ganó el tercer lugar en el segundo Bienal de Bulgaria.

No solo eso, sino que su participación en la Expolatina del Arte en Colombia lo catapultó a la cima, asegurando su lugar entre los grandes del arte naif. El compatriota se alzó con el segundo lugar, con una obra que muestra a un pueblo rodeado de gente y animales.

Fidencio Aguilar pintor hondureño
Arte con el que participó en la Expolatina del Arte en Colombia en 2023.

“Todo se puede lograr”

Con una filosofía de positivismo y perseverancia, Fidencio Aguilar motiva a los jóvenes a seguir sus sueños sin límites ni negatividad. Para él, cualquier meta es alcanzable si se trabaja con dedicación y optimismo.

«Yo tengo el concepto de que si usted tiene el concepto del aura del positivismo en cualquier área que quiera desarrollar, usted va a triunfar. Le digo a los jóvenes si tu quieres ser médico, ingeniero, astronauta, lo puedes lograr, no se detengan, echen para adelante, sin negatividad«, dijo.

Aguilar no sólo es un pintor excepcional, sino también un faro de esperanza y de inspiración para todos aquellos que anhelan alcanzar sus sueños. A través de su arte y su espíritu inquebrantable, continúa iluminando el mundo con su visión y su mensaje de posibilidad.

Actualmente, Fidencio se dedica por completo a la pintura, explorando nuevas técnicas y perfeccionando su estilo.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

[wp-rss-aggregator feeds="cronometro"]
error: Contenido Protegido