El infiltrador Wylie: A través de Facebook, Cambridge influyó en votantes indecisos

182
El hombre que develó el escándalo de Facebook, ante el Parlamento británico: "A Cambridge Analytica no le interesa si lo que hace es legal"

El ex empleado de Cambridge Analytica y revelador del escándalo por el uso de información personal de 50 millones de usuarios que salpica a Facebook, Christopher Wylie, dijo el martes ante el Parlamento británico que decidió salir a la luz porque la empresa «socavaba instituciones» en todo el mundo en una muestra de «colonialismo moderno«.

Wylie también desmintió a su ex jefe Alexander Nix. Este señaló la semana pasada ante parlamentarios que la compañía nunca había usado datos de Facebook. «Es categóricamente falso que Cambridge Analytica no haya usado datos de Facebook. Eran su principal base de datos y los algoritmos estaban basados en eso«, aseguró el canadiense. Lo hizo ante el Comité de Medios Digitales, Cultura y Deportes del Parlamento del Reino Unido.

Con respecto al referéndum realizado en junio de 2016 para decidir si el país se quedaba o no en la Unión Europea, y que se saldó con una victoria del Brexit, Wylie fue contundente: «Sin la ‘trampa’ que permitió Cambridge Analytica el resultado hubiera sido diferente».

El ex empleado señaló que utilizando los perfiles de usuarios que lograron extraer de Facebok la compañía se concentró en apuntar con sus publicidades y mensajes contra los indecisos y los que podrían ser persuadidos.

«Las tasas de conversión fueron increíblemente efectivas«, explicó. Llegaron entre el 5% y el 7% cuando en general una campaña publicitaria no puede aspirar a más del 1%.

En total AggregateIQ, filial canadiense de Cambridge Analytica que fue contratado por los promotores del Brexit, envió mensajes a entre 5 y 7 millones de usuarios. El resultado del referéndum se saldó con una diferencia mínima del 2%, o unos 600.000 votos.

La triangulación con AggregateIQ en Canadá y utilizando diferentes organizaciones políticas en el Reino Unido también le permitió al campo a favor del Brexit gastar más dinero del establecido por ley para la campaña, señaló Wylie dando crédito a una investigación al respecto que ya está abierta.

«AggregateIQ heredó el desprecio total por la ley de Cambridge Analytica. Esta compañía ha trabajado con material hackeado. Ja enviado videos de asesinatos para intimidar a votantes; ha salido a comprar ilegalmente información personal en internet de todo los habitantes de un país», describió Wylie. «A la compañía no le importa si lo que hace es legal siempre y cuando el trabajo se haga», agregó.

También en Estados Unidos

Cambridge Analytica, subsidiaria de SCL, también fue contratada para las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 y Wylie incluso señaló que Steve Bannon, ex estratega y asesor del presidente Donald Trump, fue quien propuso el nombre ya que sugería una conexión con la academia.

Durante esa campaña también se utilizó la táctica de avanzar contra un perfil específico de votante. «Si puedes crear un perfil psicológico de alguien más propenso a ciertas ideas o teorías conspirativas, por ejemplo, puedes entonces crear un perfil de información para esta persona y luego apuntar contra él con publicidad», explicó.

«En este caso se preguntarán por qué los medios tradicionales no están informando sobre las noticias que reciben. Por ejemplo, se preguntarán por qué los diarios y canales de televisión no están reportando un movimiento de tropas ordenado por Obama a Texas como antesala para intentar obtener un tercer mandato presidencial«, ilustró Wylie con una táctica basada en las llamadas Fake News (noticias falsas) que de hecho fue utilizada por la empresa en 2016.

El «papel crucial» de Cambridge Analytica

Horas antes el filtrador ya había asegurado en una entrevista que Cambridge Analytica desempeñó un «papel crucial» en el voto a favor del Brexit; sin sus servicios no se hubiera aprobado la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Un grupo de periodistas de medios europeos como Le Monde, El País y Die Welt lo entrevistó.  Le preguntó si los británicos hubieran aprobado el Brexit en 2016 sin Cambridge Analytica. «No», declaró el ex director de investigación de esta empresa británica.

Los nexos de Cambridge

La principal fuente de este escándalo afirma que AggregateIQ (AIQ), una empresa canadiense, trabajó con Cambridge Analytica para que la campaña «Leave-EU» en favor de la salida de la UE lograra saltarse el tope de gasto permitido.

Para Wylie, «sin AggregateIQ, el campo del ‘Leave’ no habría podido ganar el referéndum. Este se resolvió con una diferencia de menos de 2% de los votos».

El ex empleado de Cambridge Analytica aboga por otro lado por «reparar Facebook, en vez de borrarlo», según Le Monde. «Se ha vuelto imposible vivir sin estas plataformas, pero hay que regularlas», destaca.