EEUU pide suspender el comercio de combustible de aviones a Venezuela

156
combustible de aviones a Venezuela
La medida busca restringir los vuelos comerciales y militares en el país suramericano.

REDACCIÓN. Estados Unidos pidió a grandes comerciantes suspender el comercio de combustible para aviones con Venezuela, para ejercer mayor presión sobre el gobierno del presidente Nicolás Maduro a fin de que deje el poder, según fuentes citadas por el medio de comunicación Reuters.

De acuerdo a la información, de no acatar la solicitud, estas firmas enfrentarán sanciones por parte de la Casa Blanca.

Así, funcionarios del Departamento de Estado de EE.UU. hicieron llamadas a importantes empresas del sector ubicadas en Reino Unido y Suiza. La medida busca restringir los vuelos comerciales y militares en el país suramericano.

Lea también: Archimedes Group, la compañía israelí acusada de intervenir en elecciones de Honduras

Vuelos suspendidos 

El pasado 15 de mayo, el Departamento de Transporte de país del norte anunció la suspensión de vuelos comerciales y de carga hacia Venezuela por motivos de seguridad.

«Las condiciones en Venezuela amenazan la seguridad de los pasajeros, las aeronaves, y las tripulaciones que viajan hacia o desde ese país», dijeron en la carta en la que explicaron la suspensión.

Esta medida se sumó a las sanciones que EE.UU. ha impuesto a Venezuela desde finales de enero pasado. Como medida de presión para insistir en un cambio de gobierno en el país suramericano.

Las primeras medidas estuvieron dirigidas a la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y a entregar los activos del Estado venezolano, que se encuentran en bancos estadounidenses, al diputado Juan Guaidó, a quien EE.UU. reconoce como el «presidente interino» de Venezuela.

Washington, además, impuso sanciones a casi un centenar de miembros del Gobierno venezolano. Incluyendo a funcionarios públicos, militares y el propio Maduro.

También bloquearon más de 30.000 millones de dólares de cuentas del Estado venezolano en el exterior. De acuerdo denunciaron las autoridades venezolanas, son necesarios para la importación de productos básicos, alimentos y medicinas.

Este miércoles, Elliot Abrams, confirmó que el Gobierno de EE.UU. prepara nuevas sanciones contra funcionarios venezolanos que presuntamente se hayan lucrado del programa de ayuda alimentaria conocido como CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción). Plan que abastece mensualmente, con productos de primera necesidad, a más de 6 millones de familias de Venezuela.