24.5 C
San Pedro Sula
lunes, agosto 15, 2022

Desarrollan anticuerpo que ataca células de tumores cancerosos

Debes leer

Una investigación liderada por el científico Eduard Batlle, del Instituto de Investigación Biomédica (IRB), en Barcelona, ha descubierto el anticuerpo MCLA-158. Es el primer candidato a fármaco dirigido a células madre cancerosas de tumores sólidos que previene la propagación del cáncer y la metástasis.

Batlle, jefe del laboratorio de Cáncer Colorrectal del IRB, en colaboración con la empresa biotecnológica holandesa Merus N.V., ha publicado en la revista ‘Nature Cancer’ los datos preclínicos. Esos han conducido al descubrimiento de MCLA-158 y su mecanismo de acción sobre las células madre del cáncer.

Denominado petosemtamab, el anticuerpo MCLA-158 previene la aparición de metástasis, una de las problemáticas más frecuentes en el desarrollo de la enfermedad oncológica y en la experiencia vital del paciente. Detener este proceso implica impedir la propagación del cáncer a otros órganos vitales. El mismo documento revela que, además, consiguieron retardar el crecimiento de tumores primarios en modelos experimentales de cáncer.

Científico Batlle
El científico Batlle tiene 15 años de investigar las células madre del cáncer.

Los organoides

El documento fue publicado en la revista especializada Nature Cancer. La investigación también es un avance en sentar bases para el uso de organoides en el proceso de descubrimiento de fármacos llevado a cabo por las compañías farmacéuticas. Los organoides son muestras derivadas de pacientes que se pueden cultivar en el laboratorio y reproducen ciertos aspectos del compartimento tumoral.

El fármaco se ha probado en siete pacientes y en todos se redujo el tumor y en uno de ellos incluso desapareció por completo. Se trata de un anticuerpo que impide el crecimiento descontrolado de los tumores y bloquea la aparición de metástasis. Todo ello, sin dañar las células sanas.

Lea también: Qué es el glioblasma, uno de los cánceres más agresivos 

Eduard Batlle, director laboratorio cáncer de colon IRB Barcelona ha explicado  que el fármaco “inhibe la actividad de las células madre del cáncer en diferentes tipos de tumores sólidos. En concreto cáncer de colon, cáncer de estómago, esófago y también tumores de cabeza y cuello”.

“Testamos más de 500 anticuerpos distintos para identificar aquellos que tienen una actividad más efectiva contra los diferentes pacientes”, ha indicado.

El estudio se encuentra en fase de ensayo clínico. El siguiente objetivo es probar en más pacientes su eficacia, seguridad y toxicidad.

“Empezamos a investigar las células madre del cáncer hace 15 años. El camino para llegar hasta aquí ha sido apasionante, pero también muy complejo, ha requerido gran inversión de recursos y el esfuerzo de muchísimos investigadores. La medicina del futuro empieza aquí”, ha dicho Batlle.

Cáncer
Con el estudio consiguieron retardar el crecimiento de tumores primarios en modelos experimentales de cáncer.

Anticuerpo con dos proteínas distintas 

El anticuerpo descrito en este trabajo, el Petosemtamab (MCLA-158), es un anticuerpo biespecífico que reconoce dos proteínas distintas en las células madre del cáncer, la EGFR y la LGR5.

La actividad del EGFR favorece el crecimiento descontrolado de las células, mientras que LGR5 marca la superficie de las células madre del cáncer, responsables de la expansión de los tumores.

Según ha detallado Batlle, MCLA-158/Petosemtamab degrada la proteína EGFR en las células madre del cáncer que presentan el marcador LGR5 y así bloquea las vías de crecimiento y supervivencia en las células que inician el cáncer y lo expanden.

“Este anticuerpo, además, no interfiere con el funcionamiento de las células madre sanas del organismo, que son esenciales para el buen funcionamiento de los tejidos”, según Batlle.

Para caracterizar este anticuerpo, construyeron un biobanco con organoides derivados de pacientes con cáncer de colon, organoides de metástasis de cáncer de colon en el hígado y organoides de tejido normal no canceroso.

El anticuerpo MCLA-158, bloqueó la expansión del cáncer a otros órganos y frenó la metástasis en ensayos de laboratorio.

Según los investigadores, incorporar organoides en las fases iniciales de la generación de fármacos (en este caso, anticuerpos terapéuticos) permite identificar aquellos que son efectivos para la mayoría de pacientes o incluso para tumores portadores de una mutación en particular.

En los próximos meses, la empresa Merus tiene previsto publicar nuevos datos sobre los ensayos clínicos en curso con Petosemtamab. “Tenemos la esperanza de que se confirme la actividad antitumoral publicada en los datos preliminares”, ha confesado Batlle.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido