COVID-19 en Honduras: Cirqueros hacen funciones en la calle para sobrevivir

397
cirqueros
Un circo guatemalteco está varado en Honduras y solicita apoyo a los ciudadanos y al Gobierno para sobrevivir.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un grupo de 35 cirqueros, conformado por niños, mujeres, personas de la tercera edad, artistas y colaboradores, ejecutan día a día funciones en las calles de Honduras para sobrevivir.

Se trata del circo «Hermanos Segovia«, originario de Guatemala. Dada la situación crítica por COVID-19, no pudieron continuar su trabajo con normalidad, por lo que trasladaron sus shows a las calles de la colonia El Prado en la capital.

Cabe destacar que su desempeño es en búsqueda de que transeúntes o personas en vehículo que circulen por el lugar, les hagan alguna donación monetaria o de víveres.

Alejandro Segovia, propietario del negocio, se refirió a la situación, que los dejó desprotegidos y sin acceso a satisfacer las necesidades más básicas. El público ha respondido, pero dada la cantidad de colaboradores, claman por más sustento.

«Se nos han agotado nuestros recursos. Nos vemos obligados a salir a presentar nuestro arte en las calles. Hay personas que han pasado y nos dejan frijoles, arroz. A veces nos traen almuerzos completos. Estamos agradecidos con el público, pues ha sido muy generoso y solidario con todos nosotros», comenzó relatando.

«A todas las personas que nos vean, sepan que necesitamos de su ayuda, de su apoyo. Al Gobierno, realmente lo necesitamos», agregó.

Lea también – Madero: 450 mil empleados serán suspendidos durante crisis por COVID-19

Regresar a Guatemala no es una opción

En una entrevista a una casa radial capitalina, se le consultó al dueño de la empresa si habían conversado con el Gobierno de su país de origen con el propósito de que les ayudaran. Respondió que sí, pero, para ellos regresar no es viable.

«Me aboqué a la embajada guatemalteca; nos pueden apoyar con un salvoconducto, pero nuestra casa es el circo, acá vivimos. ¿A dónde vamos a ir a Guatemala?», contó.

Y prosiguió: «El gasto que nos genera llevar todos los vehículos a la frontera ahora es imposible, porque si tenemos algo de dinero ahorita, es para comer».

Segovia también relató que ellos llegaron a Honduras los primeros días de marzo. Realizaron funciones el 6, 7 y 8 de marzo, pero con poca afluencia de público dada la problemática sanitaria. Desde entonces, no pudieron hacer sus funciones usuales.

Carencia del líquido vital

Por otra parte, Segovia dijo que hasta el consumo y utilización de agua es escaso para ellos. «Como no hay tubería, pedimos a las gasolineras o casas que están cerca que nos den agua; pero, por la misma situación, nadie quiere abrir y es muy poca el agua que nos dan».

En ese sentido, también dio a conocer que un pastor religioso les donó una pipa de agua; sin embargo, ya se les está acabando. Si usted desea contactarse directamente con el circo para ayudarles, puede hacerlo aquí, a través de su página en Facebook.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo