comerciante en Villanueva
Comerciante asesinado en la zona norte de Honduras

VILLANUEVA, CORTÉS. Un hombre fue acribillado a balazos la tarde de este domingo dentro de su vehículo. El hecho violento se dio en la Colonia Gracias a Dios, sector de El Milagro, norte de Honduras.

Preliminarmente se conoce que la víctima era un vendedor de carros y respondía al nombre de José Arnaldo Isaula Meza de 27 años de edad y originario de Potrerillos.

Se supo que Meza andaba por el lugar para visitar a un sobrino, de repente dos automóviles le dieron feroz persecución. De una camioneta se bajaron cuatro sujetos fuertemente armados, encapuchados y vestidos como militares.

Se dio a conocer que los sujetos de inmediato y sin mediar palabra comenzaron a dispararle hasta quitarle la vida.

La víctima que vestía una camiseta color rojo, quedó tendido y sangrando en el vehículo, marca Jeep, color gris y con placa PDS 14 15.

Tras lo sucedido, se generó un congestionamiento vial ya que elementos de la Policía cerraron la calle para acordonar la escena.

Asimismo, se espera a que llegue Medicina Forense para hacer el levantamiento del cadáver y reconocimiento en base a Ley.

ANTECEDENTE

Un comerciante fue ultimado el pasado viernes, a manos de sujetos que aparentemente lo estaban esperando.

Entre las 2:00 y 2:30 de la mañana, Hansi Adalid Cruz Alvarado (51) pretendía salir de su vivienda. Lo anterior para desplazarse a comercializar frutas y verduras a otros municipios.

Pero al solo salir al patio del inmueble, fue sorprendido por sujetos que comenzaron a dispararle.

Pese a que los vecinos escucharon las detonaciones, ninguno se atrevió a salir para ver lo que ocurría. Fue hasta horas después, cuando encontraron sin vida a Cruz Alvarado, por lo que dieron parte a su familia, así como a la Policía.

La compañera de hogar del comerciante manifestó que estaba solo en la residencia.

Pues ella trabaja de noche y desconoce cómo ocurrieron los hechos, ya que solamente le avisaron que le habían quitado la vida.

“Solo me avisaron que lo habían matado, pero no tengo idea del porqué, pues no tenía enemistades.

Su rutina era salir de la casa en la madrugada para ir a vender verduras afuera de la ciudad”, dijo la viuda. Añadió que “la Policía dice que lo mataron para robarle un arma de fuego. Pero él no tenía armas, nunca las usó; no sé de dónde se sacaron eso”.

Noticia en desarrollo