COHEP: dos de cada cuatro hondureños vivirán en miseria tras la pandemia

650
COHEP
Los índices de pobreza en Honduras subirán drásticamente tras la pandemia de COVID-19. La mitad de connacionales en el país caerían a la miseria, según estimó el COHEP.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La lucha por sobrevivir en Honduras va más allá de los hospitales que comienzan a saturarse por la incidencia de COVID-19. La afectación económica dejará a alrededor de la mitad de hondureños en la miseria, según anticipó el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP).

De manera precisa, Juan Carlos Sikaffy, titular del sector privado, dio a conocer que dos de cada cuatro compatriotas caerán por debajo de la pobreza convencional, ubicándose en una condición próxima a la indigencia.

«Esta pandemia nos va a dejar como resultado por lo menos 100 puntos porcentuales más de índice de pobreza», estimó, a su vez, el reconocido empresario.

Además, enfatizó su consideración de que debe buscarse medidas para reactivar económicamente la nación. Como argumento, plasmó con palabras la imagen una realidad cada vez más notoria en el país.

«Hay mucha gente en las esquinas, pidiendo dinero porque no tiene que comer. Ellos no eran méndigos hace dos o tres meses. Eran gente que tenía su empleo y mandaba a la escuela a sus hijos y ahora están viviendo en las calles. No podemos permitirlo», aseveró.

Actualmente, según cifras que maneja el COHEP, más del 60 por ciento de los 9.3 millones de habitantes del país cinco estrellas son pobres; pero, estiman que ese número se acrecerá sustancialmente.

De igual interés: COHEP: Por crisis en EEUU, remesas caerán más de $1,000 millones en 2020

Otras repercusiones a la economía

Según el titular del COHEP, desde abril, el 78 por ciento de las empresas nacionales no reciben ningún ingreso. En ese sentido, aseguró que no sabe por cuánto tiempo podrán soportar sin resignarse a la quiebra.

Sikaffy no especificó cuántas empresas han cerrado operaciones o la cantidad de trabajadores despedidos y suspendidos. Pero, apuntó que «muchos empleos no se podrán recuperar a corto o mediano plazo».

Sobre el Producto Interno Bruto (PIB) dijo que las pérdidas por la pandemia rebasan los 85 mil millones de lempiras y podrían ascender hasta a 90 mil.

Decimocuarto

Por otra parte, el líder de la empresa privada se refirió al decimocuarto mes de salario, mismo que sería entregado por las empresas en junio.

«Es un derecho irrenunciable que no puede obviarse, pero, es difícil de que sea pagado en ese momento por la mayoría de las empresas. Están líquidas, ya que la mayor cantidad de ellas no laboran desde el 20 de marzo», describió.

Por tanto, dijo que los trabajadores devengarán ese salario dependiendo de la forma en que sus casas laborales manejaron el flujo de capital en los 72 días que se cerró las actividades comerciales.