China prohibe funerales de los muertos por coronavirus

370
Debido al brote de coronavirus en China, las autoridades de este país han prohibido que se lleven a cabo entierros y funerales tradicionales para los fallecidos a causa de la enfermedad.

CHINA. -Debido al brote de coronavirus en China, las autoridades de este país han prohibido que se lleven a cabo entierros y funerales tradicionales para los fallecidos a causa de la enfermedad.

Los restos de los difuntos serán incinerados para evitar un nuevo brote del virus o posibles contagios. El estricto protocolo para el tratamiento de cadáveres impide manejarlos de otra forma.

La funeraria que llevará a cabo las cremaciones estará especialmente diseñada para esta labor. Con ello evitará que los cuerpos sean transportados entre diferentes regiones del país.

Medidas en los funerales

Quienes trabajen en ella portarán ropa protectora que impida que los fluidos de la persona infectada toque su cuerpo. Es decir, estará protegido con máscaras, guantes y trajes especiales.

El tratamiento para los cuerpos evitará que escapen partículas de aíre y líquido durante la cremación; además, las aguas residuales de esta cámara las transformarán en gel para evitar la contaminación por inodoros y alcantarillas.

La ropa de los fallecidos también será incinerada.

Una vez terminado el proceso, el personal del crematorio saldrá por una cámara de aire.

El protocolo lo emitió  la Comisión Nacional de Salud, el Ministerio de Asuntos Civiles y el Ministro de Seguridad Pública. Las dos instituciones pidieron que las funerarias tradicionales envíen personal y vehículos especiales para entregar los cuerpos de los difuntos por la ruta designada a la cámara de cremación.

Padres abandonan a sus hijos con síntomas de coronavirus

China está viviendo episodios inusuales de comportamiento. Por ejemplo,  una pareja abandonó a sus dos hijos en un aeropuerto luego de que a uno de ellos –que tenía fiebre– le prohibieran abordar el avión, debido al nuevo coronavirus de Wuhan.

Medios chinos reportaron que los padres dejaron a los niños en la puerta. Luego ellos abordaron el avión en el aeropuerto de Nanjing, al este del país asiático.

Los trabajadores de la aerolínea y otros pasajeros quedaron sorprendidos por la actitud de los padres.