CHICO: “sin importar la razón social, ONGs están siendo utilizadas para ejecutar obras de construcción”

200
CHICO
La CHICO también denunció la falta de portales de transparencia en relación a estas ONGs.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Más anomalías están siendo denunciadas por los máximos representantes de  Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (CHICO) en torno a la adjudicación de proyectos de construcción a Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

En esta ocasión, los expertos de la CHICO aseguraron que “sin importar la razón social de la ONGs están siendo utilizadas para ejecutar obras de construcción”. Así lo dio a conocer el gerente de la CHICO, Silvio Larios.

Sumado a ello, dijo que “hay informes aislados de que muchas de las obras ejecutadas por ellos, han dejado mucho que desear”. En consecuencia,  “no se llega al final del costo beneficio de las mismas”.

Lea también: Silvio Larios: “La Chico pide auditoría forense para ONGs dedicadas a la contrucción”

Autoridades del Gobierno no dan explicaciones

Según informó Larios a TIEMPO DIGITAL, la razón por la que se le está dando prioridad a dichas organizaciones no gubernamentales es por el menor costo que representa trabajar con ellas. Sin embargo, no existe un informe detallado que justifique dicho planteamiento.

“Las autoridades solo nos informan que es más barato construir con una ONG que con una constructora, pero nunca han demostrado ese dato”, dijo Larios.

Además, aseguró que es de su conocimiento que algunas ONGs, están trabajando en un rubro extraño a ellos, (construcción) y obviamente no van a tener la eficiencia en el trabajo que se espera tener”.

Ejemplo de ello, “se contrata mal personal, se supervisa mal, los procesos son los incorrectos, hay una competencia desequilibrada entre la contratación de una ONG y la industria de la construcción”, enfatizó.

Falencia en la rendición de cuentas

El ingeniero sostuvo que las ONGs no están facultadas para ejecutar obras de construcción; en ese sentido, “al final no hay una rendición de cuentas porque no hay contratos, solamente son convenios lo que realizan”.

En relación a ello, Larios también denunció que a dichas organizaciones “se les da un anticipo extremadamente alto en comparación a empresas constructoras”.

Es oportuno mencionar que las empresas registradas en la CHICO inician las obras con cero porcentaje de anticipo a cuenta y riesgo, según indicó el gerente.

“ONG no pagan impuesto”

El representante de la CHICO hizo alusión al tema del fisco, al refererise a que “las ONGs no pagan impuestos y las constructoras sí pagan”.

En consecuencia, “al final el mismo estado ya obtiene un retorno entre la ejecución de la obra, no solamente la funcionalidad correcta de la misma situación, sino también un retorno de impuestos”, agregó.

“Sabemos a todas luces que hay necesidad de recursos para poder ejecutar otro tipo de programas, se necesita pagar impuestos que se le exige a todos los empresarios”, siguió diciendo.

Es por ello que Larios sugirió que “estas ONGs son extrañas y debería investigarse la razón de ser de cada una de ellas”.

Grupo privilegiado

En un tono de preocupación, el experto señaló “que estas ONGS están proliferando porque también el indicativo es que están trabajando de esta manera  y no le dan el mismo trato a las constructoras; esto está generando una clase o grupo privilegiado en el país”.

Sin embargo, aclaró que “no estamos en contra de las ONGs, porque hay algunas que han trabajado en temas de construcción que lo han hecho ben, pero la situación es que se ha vulgarizado y se han abierto los portones a cualquier tipo de ONGS y no sabemos quiénes son”.