Celulares funcionan en la nueva cárcel de máxima seguridad

El famoso "pozo" que tiene como fin albergar a 37 cabecillas de maras y pandillas, fue expuesto hace unas horas por un corresponsal de HCH.

3683
Celulares funcionan
Momento en que Ángel Muñoz comprueba la señal telefónica perfectamente funcional.

SANTA BÁRBARA. Los celulares funcionan en la cárcel de máxima seguridad ubicada en Ilama, Santa Bárbara.

El centro reclusorio, que el propio presidente Juan Orlando Hernández bautizó con el nombre de «El Pozo», es ahora la penitenciaria de unos 37 cabecillas de maras y pandillas y que las autoridades los han calificados como los más peligrosos.

Pero la fama de esta cárcel ha sido puesta en duda hace unas horas por un corresponsal de HCH.

Todo comenzó en una transmisión en vivo de la cadena Hable como Habla desde la puerta principal de ese reclusorio recién construido y poco publicitado.

El corresponsal Ángel Muñoz comenzó su transmisión explicando cómo ocurrían los registros para ingresar a la afamada cárcel. En las imágenes de esa transmisión se observaron policías penitenciarios y militares custodiando la zona.

Celulares funcionan
Prisión conocida como “El Pozo” en Santa Bárbara. Según  el reportero de HCH, la cárcel aún no ha sido terminada.

El reportero, con semblante nervioso e inquieto, continuó explicando que, según sus contactos, nadie fuera del personal penitenciario a ingresado al recinto ni mucho menos los familiares de los presos, que desde el lunes ya permanecen en la cuarta mega cárcel de Honduras.

«Ayer según se nos ha informado, pues a esta mega cárcel solo ingresaron almohadas, toallas, como también cobijas», continuó narrando el corresponsal.

De repente Muñoz anunció que revelaría dos detalles importantísimos.

«Hoy vamos a constatar 2 cosas, dijo, una que la compañía que ha construído esta mega cárcel, aún no la ha terminado».

Le puede interesar: JOH admite: Extorsión viene de penales y otros países

«Lo otro que vamos a constatar es que las líneas de teléfono, no están bloqueadas aquí, por ejemplo desde aquí se pueden hacer llamadas de Tigo, de Claro, etc.» agregó durante la transmisión en vivo frente  a uno de los portones de ingreso a la cárcel.

Con la vista en el teléfono que tenía en sus manos, el reportero expresó, mientras cerraba y abría la tapa de su celular,  «en estos momentos voy a llamar a nuestro director de noticias, el licenciado Pablo Gerardo Matamoros, para que usted pueda observar que hay acceso para llamadas», dijo el corresponsal.

Celulares funcionan
Los guardias del penitenciario mientras realizan inspecciones a los que ingresan al recinto penitenciario. El vehículo es propiedad de Hondutel.

Segundos después y mientras se acerca a las puertas de la cárcel, dijo:  «en estos momentos estoy llamando de acá, me voy a poner aquí en el portón, licenciado Maldonado, para llamar al licenciado Matamoros y comprobar que hay salida de llamadas de Claro y Tigo».

Así, en directo desde el portón de la reciente inaugurado mega recinto en Santa Bárbara, comenzó la conversación telefónica: «buenas Pablo, solo estamos constatando que hay salida de llamadas de Claro y Tigo,  desde aquí de la mega cárcel de Ilama, buenas tardes», luego de su intervención el reportero procedió a colocar el micrófono en el altavoz de su celular.

«Buenas tardes, Angel David Muñoz donde se encuentra» se escucha una voz que le respondía para la sorpresa de los televidentes. «Estoy en la mega cárcel de Ilama, constatando que hay salida de llamadas», le contesta el reportero.

Celulares funcionan
Exterior de la mega cárcel de máxima seguridad en Ilama. Desde aquí el reportero realizó la llamada.

«¿Esta dentro o fuera de la cárcel?» pregunta quien aparentemente es Pablo Matamoros: «Estoy frente al portón, y aquí ya debería estar bloqueada la linea» contesta Ángel.

Y luego lo continúan con la conversación: «la señal sale con mucha claridad, lo estoy escuchando, incluso los televidentes lo están escuchando a usted» sigue Angel. «Entonces es una cárcel de castigo» replica el director de noticias de la cadena, evidenciando dejando que los celulares funcionan en esa cárcel de máxima seguridad

Los periodistas concluyen las transmisión haciendo un llamado a las autoridades para que solucionen el problema, pues ya es de público conocimiento que la mayor parte de órdenes de asesinatos, extorsiones y otros delitos  salen vía celular de las diferentes cárceles del país.

Celulares funcionan
Aunque imponente, la mega cárcel fue expuesta por sus bajas medidas de seguridad telefónica.

El sonado «pozo» tiene dos módulos con una capacidad para albergar a 80 reos. En el módulo 1 están los cabecillas de la Mara 18, en el módulo 2 los cabecillas de la MS, Chirizos y uno que otro paisa.

Ver relacionada: El Pozo es un infierno de cárcel, gritan los reos peligrosos