21.2 C
San Pedro Sula
lunes, diciembre 5, 2022

Casi mil millones de lempiras costaría nueva tarjeta de identidad

Debes leer

HONDURAS. Cerca de los mil millones de lempiras le costaría al Estado hondureño emitir una nueva tarjeta de identidad, de acuerdo a las cifras detalladas por representantes del Registro Nacional de las Personas (RNP).

Ayer el Poder Ejecutivo remitió al Congreso Nacional un proyecto de ley encaminado a establecer una nueva tarjeta de identidad.

Cabe indicar que dicho tema ha causado revuelo entre la población nacional, no por ser una propuesta innovadora; sino por el costo que representaría para el Estado implementar un proceso como ese. Algunos consideran que sería mejor invertir esos recursos en salud o educación y no en una nueva tarjeta de identidad.

Autoridades del RNP, aseguran una nueva tarjeta de identidad es una necesidad de hace años. El secretario de dicha institución, Fernando Anduray, dijo que ellos remitieron al CN un proyecto como ese desde el 2015. Hace dos años.

En ese sentido, Anduray explicó que en ese tiempo el costo rondaba los 40 millones de dólares. Cantidad convertida a lempiras representa 946,140,000 (Novecientos cuarenta y seis millones ciento cuarenta mil lempiras).

Asimismo, el funcionario indicó que en este momento el CN tendría que hacer una actualización de costos. De ese modo el costo de la emisión de una nueva cédula rondaría o sobrepasaría los mil millones de lempiras.

“Lo que cueste la tarjeta de identidad será resultado de un acuerdo entre el Ejecutivo y el CN. Tener una tarjeta de identidad con tecnología de punta va a costar mucho más que eso”, consideró el abogado.

Anduray afirmó que hay muchas medidas de seguridad que se pueden incorporar más al proyecto que se envió al CN. “La decisión está en el CN y en el Ministerio de Finanzas”, remarcó.

Le puede interesar:Banco de Occidente y familiares a audiencia por bienes de Wilter Blanco

Nueva tarjeta de identidad es un tema de seguridad nacional

De igual forma enfatizó que aproximadamente 40 millones de dólares es el costo que se tenía en el 2016.

“Eso fue lo que calculó el RNP en el proyecto que se envió al CN. Ahora, si queremos una identidad barata con 150 millones de lempiras se hace un carnet parecido a los de descuento. Igualitos a los que se dan en los comercios”, dijo sarcásticamente el togado.

“Tratándose de la identidad nacional se trata de un asunto de seguridad nacional. Deberá haber mucha discusión en el seno del diálogo nacional instalado en el CN”, sugirió.

Anduray manifestó que lo importante es que el CN entienda que el proceso debe caminar independientemente de los componentes políticos.

“Hay decisiones técnico administrativas que pueden caminar independientemente de los componentes políticos.  La decisión sería como va a hacer el registro. Si va a tener cinco miembros o tres. Si los registradores van a distribuirse entre los partidos políticos, o si despolitizan el registro. Esas son medidas que se pueden ir tomando. La decisión de hacer la tarjeta de identidad debe ser un proceso que se defina rápido. Se trata que esté listo antes del próximo proceso electoral interno del 2021. Eso quiere decir  que en marzo podemos haber entregado en las manos de cada hondureño su tarjeta de identidad”, indicó.

Del mismo modo expuso que el registro siempre ha propuesto una licitación pública internacional. “Deberemos tener el acompañamiento de algunos organismos internacionales, más el acompañamiento de la sociedad civil organizada”, consideró.

Nueva cédula debe estar lista en dos años y medio

Asimismo, dijo que dicho proyecto no puede desconectarse de la realidad política que vive el pueblo hondureño en estos momentos.

“El producto final de un nuevo sistema de identificación sea el que determine el seno del diálogo nacional. Eso va permitir que todos estemos entendidos que va a haber transparencia en el proceso. Que se va a invertir lo que se necesita en la nueva tarjeta de identidad”, sostuvo.

Anduray reiteró que la nueva tarjeta de identidad debería ejecutarse en un tiempo de dos años y medio.

Nueva tarjeta de identidad ayudará a depurar el censo electoral

Por su lado, el magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), David Matamoros, también vertió sus consideraciones sobre el tema.

Matamoros, dijo que un nuevo documento de identificación permitirá depurar de una mejor manera el censo electoral.

“En muchos países el que no está votando en las elecciones sale del censo. Eso para que no esté abultado. Se tiene que buscar un sistema escalonado para que no todas las cédulas venzan el mismo tiempo. No solo es el sistema, hay que acompañarlo de esas medidas”, aseguró Batson.

Asimismo, explicó que el mecanismo de la ley es para que no haya difuntos inscritos en el RNP. “También hemos insistido que el registro habla de la identidad de los menores”, reveló.

“La identidad de los menores es importantísimo. Con una identidad se sabría quien está yendo o no a las escuelas. Si los niños tienen identidad automáticamente se tendría el censo de todos los niños de 12, 13 o 14 años. Se sabría quiénes están yendo a clases y quiénes no. Es mucho más efectivo un sistema donde los niños tienen su identidad. Será una identidad distinta con otro sistema que se aproveche de todos los registros para llegar a todos los niños. De esa manera tener verdadero control sobre la ciudadanía. Se sabrá cuántos somos, a dónde estamos, qué necesitamos. También sabremos qué necesita hacer el Estado para que garantizar todas las garantías a los ciudadanos de este país”, explicó.

Gutiérrez: “Se necesitan reformas constitucionales”

Con relación al tema, la diputada del Partido Innovación y Unidad (PINU), Doris Gutiérrez, también dio sus puntos de vista.

Gutiérrez dijo que para implementar una nueva tarjeta de identidad se necesitan profundas reformas constitucionales.

“Desde el 2015 se presentó el proyecto de una nueva tarjeta de identidad. Yo fui en ese momento miembro de la comisión. En ese periodo se visitó al RNP y se hicieron los análisis correspondientes. Estábamos conscientes de tomar esa decisión a más tardar en el 2015. Sin embargo, en el CN por razones que no se conocen decidieron no hacer la tarjeta de identidad. Ahora se inicia de nuevo con el proceso, pero se deben hacer reformas constitucionales”, enfatizó.

Asimismo, la parlamentaria dijo que ellos apoyarán dicho tema, pero que no descuidarán las otras reformas electorales que han planteado.

“No podemos estar en desacuerdo que se emita una nueva tarjeta de identidad. Esperamos que se haga con la mayor rigurosidad posible y se haga una verdadera y real depuración del censo electoral. Esperamos que a partir de ahora no haya ningún hondureño que no esté asentado en el RNP. Una de las cosas que explicaron es que un niño desde que nazca va a tener una sola identificación. Eso será una innovación muy importante”, consideró Gutiérrez.

“Como oposición tenemos otros temas pendientes”

La legisladora indicó que el costo de una nueva cédula será bastante alto para el Estado.
“Me imagino que dada la situación del presupuesto va a tener el apoyo de la comunidad internacional. Ellos quieren que se emita una nueva tarjeta de identidad”, aseguró.

De igual forma, confirmó que como oposición tienen otros temas pendientes. Estos sobre la auditoria forense que se debe realizar al proceso electoral, y la segunda vuelta.

“No nos vamos a oponer pero no vamos a quitar el dedo de esos temas. Esperamos que esta vez se hagan las cosas como se tienen que hacer. De manera trasparente. Que no vayan a salir con compras directas porque eso da lugar a sospechas. Sabemos que eso de emitir tarjetas de identidad es un gran negocio. Se contratan compañías de alto calibre y se invierte mucho dinero. Debemos cuidar que tenga los mayores niveles de seguridad, para evitar la clonación y tráfico de ese documento. Esperamos se resuelva de manera profesional y técnica”, concluyó la legisladora.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido