Buses «brujitos» exigen legalización; el IHTT les dice que esperen

167
Brujitos
Los conductores de ese sector esperan que el IHTT les de respuestas positivas en agosto.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Por temor a que artículos que los favorecen «sean eliminados», el sector de buses «brujitos» demandó el respaldo del Conadeh, dijo el dirigente de ese sector del transporte Pompilio Coello.

La reacción de Coello fue vertida desde las instalaciones de la defensoría del pueblo. Según sus declaraciones, de instalarse el Congreso Móvil, se trastocará la Ley del Transporte. Esta ya se reformó y discutió sin la inclusión de todo el rubro.

Siguiendo con su alerta, el dirigente cuestionó que el Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT) realizó las reformas en «secreto». «Nos preocupa que artículos que nos favorecen dentro de la Ley sean eliminados», reiteró.

«Pedimos el apoyo de todos, ya tenemos la participación de los consumidores», mencionó. También recordó que el calvario debe terminar porqué ya tienen 14 años de solicitar inclusión y ser legalizados.

De esta forma, dijo que «hacemos un llamado a la conciencia de la comisionada Pyubani Williams, para que de una vez por todas determinemos eso, ella nos dará una respuesta los primeros días de agosto».

Responde el IHTT

En descargo a la manifestación y petición de los conductores, el comisionado del IHTT, Rafael Ruiz, explicó que los «brujitos» deben cumplir con una serie de requisitos. Del mismo modo, el Instituto tiene que hacer dictámenes legales y técnicos.

De igual forma indicó que «en Tegucigalpa hay 72 rutas, en ellas operan unas 1500 unidades aproximadamente de manera legal». Especificó que del grupo que llegó a manifestarse hoy andaban unos 500.

Para el Comisionado, los conductores deben reflexionar y pensar en los derechos de los transportistas que sí pagaron su certificado, permiso, que tienen concesión y que aun así enfrentan la «competencia desleal».

En ese orden de ideas, Ruiz regañó que en muchas ocasiones las unidades que operan ilegalmente «ni siquiera portan placas». «Incluso ni cosas tan básicas como la copia de una cédula o de una revisión las han podido traer», aseguró.

Por tanto, recomendó a los «ilegales», que deben cumplir requisitos y esperar que la «ciudad empiece a crecer más».

«Creo que un capitalino que diga que aún hay espacio para unidades, diría que no existe, vemos día a día grandes tráficos y filas, lo que hay que hacer es optimizar el transporte», concluyó.