Los pecados capitales de Bartomeu que lo llevaron a la dimisión

373
Bartomeu
En CRONÓMETRO te presentamos los pecados que llevaron a Josep Maria Bartomeu a tener una penosa dimisión.

ESPAÑA.- La salida de Josep María Bartomeu del Barcelona es un hecho. El directivo presentó su renuncia como presidente del club, luego de la respuesta de la Generalitat sobre que sí se debería llevar a cabo el voto de censura contra la Junta Directiva.

La tormenta parece comenzar a apagarse en el Barcelona, pues han vivido en llamas durante los últimos meses.

Todo empezó con el escándalo sobre el supuesto pago de Bartomeu a diferentes medios para hablar mal de los jugadores y el capítulo más reciente, fue el pleito con Messi.

El pésimo mercado de fichajes del Barcelona sólo agravó lo que ya vivía Bartomeu.

Aproximadamente 20 mil socios del club estuvieron a favor de la moción de censura contra la Junta Directiva y por eso acá te vamos a hablar de los pecados de Josep María en su paso por el club.

Es por eso que en CRONÓMETRO te presentamos los pecados de Bartomeu en el Barcelona y que lo llevaron a la dimisión:

La «retentiva» a Messi

No podíamos dejar en otro lado este error de Bartomeu. Haberse peleado con Messi, el ídolo de todos en la época actual del Barcelona y el haberlo obligado a quedarse en el club, pese a su deseo de irse, podríamos decir que fue lo que terminó con su gestión.

La entrevista en la que Messi confirmó que le había pedido al presidente irse pero él no cumplió con su palabra y al final no pudo mantenerse más allá de dos meses después de aquel día.

El ‘Barçagate’

Está en segundo lugar pero no deja de ser un pecado grave de Bartomeu. Este fue el escándalo que comenzó todo.

Se habló de la contratación de una consultora de redes sociales y a 13 Ventures Media para criticar y difamar a los jugadores del Barcelona.

Una investigación que terminó con la rescisión del contrato del Barcelona con 13 Ventures Media, cuando se confirmó que eran ellos los que estaban detrás de los ataques.

La venta de Neymar

Aquí estarás pensando que eso no fue culpa de él, porque pagaron los 222 millones de euros de la cláusula de rescisión.

Lo cierto es que Bartomeu no hizo nada para retener al brasileño y años después, falló en su intento por repatriarlo.

Por si fuera poco en el mercado de fichajes 2020-2021, el PSG se hizo de los servicios de Rafinha prácticamente gratis. Eso dejó la imagen del Barcelona muy por debajo.

El despido de Ernesto Valverde

¿Cómo puede ser el despido de Valverde un pecado para Bartomeu? Sí lo es y es más por el momento. Josep María le había dado el voto de confianza para la temporadas 2019-2020 pese al 4-0 y la eliminación de la Champions League ante el Liverpool.

Sin embargo luego de un arranque lento y la eliminación de la Supercopa de España decidió cesar a Ernesto Valverde.

En su lugar llevó a Quique Setién que pasará a la historia como uno de los peores técnicos del Barcelona, sin ser tan culpable.

Bartomeu y el gasto de más de mil 200 millones de euros en fichajes

Bartomeu pasará a la historia como uno de los presidentes que más gastó en fichajes pero que menos rindieron en la cancha.

Eso queda reflejado por haber ganado un sólo título de Champions League en seis años.

En total se gastó más de mil 200 millones de euros. Entre esos fichajes están Philippe Coutinho, Antoine Griezmann, Ousmane Dembéle, Frenkie De Jong, Malcom, André Gomes, Nelson Semedo, Arda Turán, Paco Alcácer, y muchos otros que pasaron sin pena ni gloria.

Las humillaciones en Champions League

Es más un tema deportivo pero no deja de tocarle a Josep María Bartomeu. El presidente que sufrió cuatro humillaciones consecutivas en la Champions League.

Primero fue la Juventus con un 3-0. Después fue la Roma con un 3-0 para remontar un 4-1, en el que fue el adiós de Andrés Iniesta.

Le siguió el Liverpool con un 4-0 en Anfield para remontar un 3-0 y finalmente el 8-2 del Bayern Múnich.

Un Barcelona sin cantera

Con Josep María parece que se acabó la cantera en el Barcelona. En 2018 sacaron por primera vez una alineación sin un canterano en el once por primera vez en 16 años y la tendencia no acabó.

En las últimas dos temporadas de Bartomeu como presidente del Barcelona, fue Ansu Fati el único canterano que gozó de confianza y minutos.