A disparos asesinan a motociclista en Olanchito, Yoro

415
motociclista
El hecho se suscitó en la comunidad El Agricultor de Olanchito.

OLANCHITO, YORO. La violencia sigue cobrando vidas en la zona norte del país, donde se reportó la muerte de un motociclista a manos de desconocidos este día en horas de la mañana.

El asesinato se registró en la comunidad El Agricultor, jurisdicción de la ciudad cívica de Honduras, Olanchito. La víctima respondía en vida al nombre de Elmer Urbina, quien era residente en el sector de Tepusteca.

Según la información preliminar del hecho, el hombre iba a bordo de su vehículo de dos ruedas cuando fue interceptado por sujetos desconocidos. Estos al abordarlo le dispararon en varias ocasiones hasta matarlo.

Acto seguido, los criminales se dieron a la fuga con rumbo desconocido tras ejecutar su cometido. En tanto, el cuerpo de Urbina quedó tendido sobre en la carretera polvorienta del sector.

Hasta ese lugar llegaron miembros de la Policía Nacional, quienes verificaron lo ocurrido. Seguidamente, ellos acordonaron la escena del crimen para proteger las evidencias correspondientes al hecho.

Autoridades

De igual forma, agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI) se desplazaron a la zona para poder comenzar los trabajos indagatorios. Al mismo tiempo señalaron que desconocen las razones por las cuales le quitaron la vida a Urbina.

Por otro lado, dijeron que en el transcurso de las investigaciones esperan dar con el paradero de los responsables del crimen.

Lea también: Empleado de la Municipalidad de La Entrada, Copán, muere en accidente vial

Horas después, autoridades de Medicina Forense del Ministerio Público para poder realizar el levantamiento del cuerpo sin vida. Luego, lo trasladaron hacia la morgue judicial de San Pedro Sula.


Médico muere ahogado en hotel yoreño

Asimismo, ayer en horas de la mañana se registró la muerte por ahogamiento de un médico en un hotel del departamento de Yoro, cuando nadaba en la piscina del mismo.

Se trata de José Abraham Pineda Díaz, de 38 años de edad, quien residía en Zambrano, Francisco Morazán.

Testigos indicaron que el profesional de la salud, horas antes de morir, se encontraba tomando bebidas embriagantes afuera de la piscina del hotel en donde se alojaba. Él estaba junto a varios de sus amigos.

Al parecer, los compañeros se retaron a saber quién cruzaba más rápido la piscina de extremo a extremo. En ese sentido, los hombres se sumergieron al agua y comenzaron a nadar. Cuando llegaron a la «meta» se percataron que Pineda Díaz no salió del agua, y poco después lo observaron en el fondo sin signos vitales.