ANEEAH: Enfermeras auxiliares están renunciando por miedo a contagiarse

131
enfermeras auxiliares
Enfermeras siguen renunciando a sus labores por temor a contagiarse de Covid-19.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Por temor a contagiarse de COVID-19, a la fecha, un total de cien enfermeras auxiliares han renunciado a sus funciones, confirmó el presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras y Enfermeros Auxiliares de Honduras (ANEEAH), Josué Orellana.

Orellana dijo que esa es la cantidad «en este momento, porque eran 500, pero cien dijeron que no quieren contagiarse». Por lo cual, hizo hincapié en que urge contar con hasta 1.500 enfermeros para cubrir la emergencia sanitaria en Honduras.

Si no se contrata este numero de enfermeras, adelantó que en los próximos días se podrían cerrar las salas de hospitalización.

Siguen los contagios en enfermeras 

Asimismo, Orellana reveló que ya se contabilizan más de 500 enfermeras y enfermeros contagiados de COVID-19 en Honduras..

«Ya suman 7 los compañeros que han fallecido por la enfermedad y 8 se encuentran hospitalizados. Dos de ellos en una condición bastante difícil», detalló el presidente de la ANEEAH.

Por lo anterior, dijo que es por eso que a diario el personal de Salud solicita que se les dote de equipo de bioseguridad para evitar contagios entre ellos mismos.

Consideró que hoy ya es una emergencia la apertura de nuevos triajes en el país debido a la fase de la pandemia y recomendó también que, en las ciudades de Tegucigalpa en Francisco Morazán, y San Pedro Sula en Cortés, se proceda a abrir salas de cuidados intermedios y cuidados intensivos para dar respuesta a la población hondureña.

Lea también – «El pueblo y nosotros morimos por tu corrupción»: protesta de médicos y enfermeras en SPS

La situación es crítica

La semana anterior se dio a conocer que las enfermeras y enfermeros se enfrentan a una pésima situación sanitaria en Roatán, Islas de la Bahía.

«En Roatán abruptamente ya han salido el 22 % de los trabajadores de enfermería contagiados. No podemos optar a la contratación inmediata de recurso humano», explicó Orellana.

A nivel nacional, si los contagios continúan entre los profesionales de la salud, la población  puede quedar sin capacidad de respuesta. Puesto que no se sabe si colapsarán los centros hospitalarios primero, o los empleados.

Por ende, Orellana destacó que Roatán es un lugar bastante concentrado por ser una isla. «Ya no tiene capacidad y sus compañeros están contagiados por estar en un establecimiento muy pequeño».


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el coronavirus en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo