28.6 C
San Pedro Sula
jueves, julio 18, 2024

Alertan posible propagación de enfermedades tras las inundaciones

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El riesgo de propagación de enfermedades como el dengue y otras gastrointestinales será mayor cuando descienda el nivel del agua que mantiene inundadas varias zonas en el noroccidente del país, según la Secretaría de Salud (Sesal) y otros expertos consultados por Diario Tiempo.

Según el médico hondureño Edwín Francisco Herrera las condiciones en las zonas afectadas puede aumentar los casos de dengue.

«En esta situación de lluvia prolifera el zancudo Aedes aegypti que es el transmisor del dengue y más, cuando hay mucha agua acumulada y luego viene el sol», detalló.

Mientras autoridades sanitarias han alertado ante el aumento de casos de leptospirosis en el país, que en lo que va de año ya registran 353 pacientes sospechosos, 26 de ellos confirmados.

Del mismo modo, el galeno aseguró que no es la primera vez que Honduras enfrenta un brote de leptospirosis.

«Tenemos esa otra epidemia, que no es la primera vez que se presenta. Ya lo habíamos visto en el huracán Mitch en el 98″, explicó.

Además, Herrera indicó que esta enfermedad produce síntomas similares al dengue y debido a esto, es necesario buscar atención médica.

«Es una bacteria que produce fiebre y sintomatología similar al dengue. Afortunadamente, la leptospirosis es tratable con penicilina, pero si se necesita hacer el diagnostico diferencial», indicó.

propagación enfermedades tras inundaciones
Miles de hondureños se encuentran en albergues debido al desbordamiento de ríos.

Papel del gobierno 

En este sentido, el médico hondureño indicó que el gobierno se puede enfrentar a diferentes retos al intentar contener los contagios.

«Uno, el control de los vectores. Ese sería uno de los principales retos», indicó a Diario Tiempo.

De mismo modo, Herrera señaló que las autoridades de la Sesal deben emprender una campaña voraz para dar a conocer cómo evitar la propagación.

«Instruir a la población en lo posible a limpiar sus predios, especialmente llantas, latas vacías y objetos que han acumulado agua para que ahí no se críen zancudos», destacó.

Además, el profesional de la salud indicó que las personas deben asistir a los centros de salud y hospitales para ser diagnosticados.

«Yo sugeriría una campaña mediática intensa en ese sentido. En lo posible, que las personas con casos de fiebre o escalofríos busquen ayuda médica para hacer el diagnostico», indicó.

propagación enfermedades tras inundaciones
La fiebre es uno de los principales síntomas de estas enfermedades.

Trabajo de todos 

En este sentido, Herrera señaló que todos los hondureños deben de poner de su parte para detener la propagación de enfermedades como el dengue y leptospirosis.

«Como población, mantener los lugares lo más secos posibles. Yo sé que es difícil, donde hay inundaciones», indicó.

Del mismo modo, el galeno indicó que se deben eliminar todas las posibles vías, incluso, las que no se observan a simple vista.

«Mantener los predios limpios, si bien es cierto que el zancudo se cría en las fuentes de agua limpia, muchos de ellos se esconden en matorrales», indicó.

Afectados

El titular de la Secretaría de Gestión de Riesgos (Copeco), Darío García, indicó que la cifra de personas afectadas por las lluvias que han azotado el país asciende a 36 500 hondureños.

El funcionario agregó que los equipos de emergencia de Copeco mantienen acciones constantes de ayuda a la población perjudicada. De igual manera, no desestiman que la cifra pueda aumentar con el paso de los días.

De acuerdo al informe de esta secretaría de Estado, al menos 7 794 familias resultaron afectadas, 168 damnificadas, 557 evacuadas y 429 albergadas.

Asciende cifra afectados lluvias
La concentración de damnificados se encuentra en la zona norte y occidental del territorio nacional.

Albergues 

En este sentido, COPECO informó que se han habilitado 15 albergues en la zona norte de Honduras. Principalmente, para poder atender y resguardar a las personas afectadas por las lluvias. Sin embargo, las condiciones tras los fenómenos naturales incrementan los riesgos sanitarios.

Se han instalado albergues en los departamentos de Cortés, Yoro y Atlántida. Según el reporte de COPECO, en estos ya se están resguardando 250 familias, comprendidas por 866 personas.

Emergencia Omoa lluvias
Miles de hondureños han sido evacuados debido a las lluvias y se enfrentan a estas enfermedades que los asechan.

Lugares

En el departamento de Cortés, los albergues se han instalado en:

  • Escuela Dionisio de Herrera
  • Escuela República de México
  • Centro comunal La Campaña
  • Escuela Fraternidad
  • Centro Social La Esperanza
  • Escuela Manuel Bonilla
  • Escuela Leonel Ayala
  • CEB Francisco Morazán
  • Centro Comunal El Milagro
  • Gimnasio Municipal
  • Iglesia Nazareno

Golpe tras golpe

Los hondureños que han sido afectados por las lluvias e inundaciones deben de luchar contra un enemigo más, el dengue y la leptospirosis. Su contagio puede aumentar debido a las condiciones que imperan en estas comunidades.

La Secretaría de Salud (Sesal) registra más de 17,200 casos de dengue en el territorio nacional en lo que va del 2023, 140 de ellos son por dengue hemorrágico.

Las autoridades de salubridad detallaron que la mayor concentración de casos se observa en las regiones sanitarias del Distrito Central, Comayagua, La Paz, Atlántida, Colón, Olancho y Yoro. Sin embargo, no se descarta que aumente en la zona norte.

Del mismo modo, la Sesal alertó sobre la propagación de leptospirosis, debido a que en el país se presentan las condiciones ambientales propicias para el contagio.

El jefe de la Unidad de Vigilancia de la Salud, doctor Lorenzo Pavón, divulgó la alerta preventiva debido a que las personas están en albergues.

«Es ahí donde pueden existir roedores (ratas) que transmiten la enfermedad a través de su orina o las heces que contaminan los alimentos o el agua que se bebe», indicó.

Le puede interesar – Sesal recula y niega que descentralización contemple liquidaciones en el Hospital Escuela

La leptospirosis es una enfermedad endémica en nuestro país, tanto en población humana como animal.

Según los reportes, se han registrado dos casos en el Distrito Central, tres en San Pedro Sula, uno en Atlántida, dos en Copán, cinco en Cortés, tres en El Paraíso, tres en Francisco Morazán. Así mismo, uno en Gracias a Dios, uno en Lempira, dos en Santa Bárbara y tres en Yoro.

Pavón aclaró que la incidencia de leptospirosis ha disminuido en un 40 % respecto al 2022. Sin embargo, recalcó que no se puede bajar la guardia.

De igual manera, se ha desplazado personal médico a los albergues para atender cualquier caso sospechoso.

Síntomas 

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Malestar general
  • Anemia
  • Vómito
  • Daño hepático

Finalmente, el médico destacó que para evitar el contagio de leptospirosis, las personas deben lavar con agua y jabón los envases de refrescos, del agua embotellada y las comidas enlatadas. Además, no tomar agua del grifo o de la pila.

propagación enfermedades tras inundaciones
Herrera indicó que las personas que tienen sospecha de esta enfermedad deben de acudir a los centros médicos.

Los hondureños de las zonas afectadas por lluvias se enfrenta a situaciones que no pueden ser observadas a simple vista. Sin embargo, pueden sentir como deterioran su salud y los incapacitan para superar este episodio trágico en sus vidas.

 

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido