24 C
San Pedro Sula
viernes, abril 19, 2024

8 alimentos y objetos que nunca debes meter en el microondas

Debes leer

SALUD. Si bien es cierto que el microondas nos saca de apuros en poco tiempo, hay una serie de cosas que no deberías usar dentro de este electrodoméstico. No solo porque pueden dañarlo, sino porque afectan tu salud.

Para que lo tengas más claro, en esta nota vamos a contarte cuáles son esas cosas y la razón detrás del por qué no deberías volver a ponerlas dentro del microondas nunca más. ¡Sigue leyendo, ya que tu salud lo agradecerá!

¿Cuáles son las cosas que no debería usar jamás en el microondas?

Lee la siguiente lista y asegúrate de no caer en el error.  De hacerlo, podrías exponerte a diferentes riesgos:

  • Provocar un incendio.
  • Estropear la comida.
  • Enfermarte.

1. Recipientes de espuma de poliestireno

Si la noche anterior pediste un delivery de comida, por favor, no vayas a recalentar lo que quedó en su empaque; muchos menos si es de espuma de poliestireno. De llegar a tener contacto con el calor que emana el microondas, este material sufre cambios que son peligrosos.

Lo menos grave que puede ocurrir es que se derrita y se adhiera a la comida o a las paredes del microondas. Sin embargo, este material también libera sustancias químicas que son peligrosas para la salud y que impregnarán tus alimentos.

cosas que no se debe meter en microondas
Los empaques de espuma de poliestireno son muy comunes y es normal que desees calentar la comida en ellos, pero no debes hacerlo.

2. Plásticos

Es habitual organizar algunos alimentos en bolsas o recipientes plásticos, como es el caso de las frutas congeladas y las carnes. Pues bien, aunque esta práctica es válida, el plástico es una de las cosas que no deberías usar en el microondas.

Puntualmente, aquellas bolsas y los recipientes como los de la mantequilla, el yogur o los condimentos, suelen derretirse al contacto con el calor. Hay otros que sí son aptos para ponerlos dentro del electrodoméstico, como los que están marcados con el emblema triangular y tienen los números 2, 4 y 5.

Además de este número, si son de verdad seguros para usar en el microondas, deberán tener un icono con tres ondas. Así sabrás con mayor seguridad que es apto. En el caso de las bolsas, ninguna es segura de exponer al calor, así que ten mucho cuidado.

3. Utensilios de metal y acero inoxidable

El metal es otra de las cosas que no deberías usar en el microondas. Esto se debe a que puede dañar el electrodoméstico.

El aparato genera ondas electromagnéticas a través de un tubo de electrones. Los alimentos absorben estas ondas y se genera el calor, lo que no ocurre con el metal, que es un conductor.

Esto termina en un probable incendio que dañará tu electrodoméstico y que afectará tu integridad. Aplica para cucharas, cuchillos, tenedores, ollas y vasos con partes metálicas, entre otros utensilios.

cosas que no se debe meter en microondas
El metal no puede ser introducido al microondas de ninguna manera; ni en utensilios ni en recipientes de comidas. El riesgo de incendio es elevado.

4. Papel de aluminio

El papel de aluminio suele usarse para envolver alimentos y guardarlos. No obstante, no se recomienda calentar la comida en el microondas con este elemento. Como sucede con los utensilios de metal, puede producir chispas y dañar el electrodoméstico o causar un grave incendio.

Aunque se crea que al estar envueltos en este papel los alimentos se calientan más rápido, ¡ocurre todo lo contrario! Según lo afirma el Servicio de Inspección de Alimentos y Seguridad de Estados Unidos (FSIS), el material dificulta que los alimentos puedan absorber las microondas, evitando que el calor llegue a ellos.

Siguiendo el principio de que el papel aluminio impide que la comida se caliente, hay algunas recetas que indican que se debe usar para evitar la cocción total de los ingredientes. Por ello, la FSIS indica que hay que vigilar muy bien la reacción del papel aluminio mientras está dentro del microondas.

5. Cajas de cartón y bolsas de papel

Una de las alternativas que se han popularizado para empacar la comida sin emplear plásticos de un solo uso son las cajas de cartón y las bolsas de papel. Pues bien, llegamos entonces a otra de las cosas que no deberías usar dentro del microondas.

¿Por qué? Porque las cajas de cartón para alimentos suelen tener una capa acerada o plástica para evitar que se deshagan al contener ciertos productos. En ese caso específico, hay que evitar ponerlas en el microondas; mucho más, si tienen piezas de aluminio o de metal.

Si ves que tus cajas no tienen los recubrimientos mencionados y poseen el símbolo de apto para ser calentado en este electrodoméstico, hazlo sin pasarte de 60 a 90 segundos. Al cabo de este tiempo, puede ser peligroso y causar un incendio. Algo similar ocurre con las bolsas de papel.

cosas que no se debe meter en microondas
Las cajas de cartón y las bolsas de papel pueden quemarse y afectar la integridad de tus alimentos.

6. Vajilla antigua de metal

Las vajillas antiguas de metal, incluso algunas de cerámica, que superen los 40 años de fabricación, podrían tener trazas de plomo y otros metales pesados en el glaseado. Estos representan un grave peligro para la salud, pues los componentes se trasladan a los alimentos al ser sometidos al calor del microondas.

7. Pimientos picantes

Sabemos que es tentador poner un par de pimientos picantes a una preparación y ponerla a calentar en el microondas. No obstante, someter estos alimentos a una alta temperatura liberará la capsaicina que contienen.

De acuerdo con estudios científicos, el componente causa irritación y quemaduras sobre las mucosas. Puede que, al calentar los pimientos picantes, abras la puerta del microondas y el gas calor con la capsaicina llegue a tus ojos y nariz, afectando tu salud.

cosas que no se debe meter en microondas
Añade los pimientos luego de calentar la preparación para evitar los efectos irritantes de la capsaicina.

8. Alimentos congelados

La última de las cosas que no deberías usar en el microondas son alimentos congelados. Se cree que hacer esto es una alternativa sencilla para descongelar carnes o embutidos, pero la verdad es que se da un resultado muy desparejo que puede ser peligroso.

Si hablamos de carne molida, por ejemplo, lograrás tener un buen nivel de cocción en la periferia, pero en el interior, el panorama puede ser otro. Estudios señalan que la ingesta de carne cruda aumenta el riesgo de contraer parásitos, como el Toxoplasma gondii y la Trichinella spp.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido