Condenan a 30 años de cárcel a mujer que mató a su esposo en Montefresco, SPS

751

SAN PEDRO SULA, CORTÉS. El fallo contra Erika Yanina Montoya, lo emitieron por unanimidad de votos en la cuarta sala del Tribunal de Sentencia, donde los acusadores públicos y privados solicitaron la pena mínima.

En el lugar no estuvo presente la victimaria  por motivos de salud; ella  prefirió no hacer acto de presencia y dejó que sus abogados  la representaran.

Cabe recordar que la mujer fue sometida a pruebas psicológicas, en el 2018, antes de presentase a audiencia de declaración de imputados en la Fiscalía de Delitos Contra la Vida.

La joven, de 25 años de edad, le propinó cuatro tiros a su pareja en diferentes partes del cuerpo. El hecho ocurrido el pasado 14 de enero de 2018, cuando en horas previas tuvieron una pelea en donde hubo agresiones físicas.

Entérese: https://tiempo.hn/asesinan-brutalmente-un-hombre-saliendo-trabajar-comayagua-1/

Se presume que el móvil del crimen fue pasional

El hecho se dio en la colonia Montefresco de San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

Según investigaciones, la víctima era el gerente de una empresa distribuidora de hierro y tenía dos hijos con su atacante.

La víctima había empezado otra relación

De acuerdo a versiones, Josué Daniel Vásquez Ochoa, meses atrás había decidido separarse  de Erika Yanina Montoya. Por esa decisión, Vásquez ya estaba formando una relación sentimental con otra fémina.

Pero luego volvió a enamorar a su ex pareja y se reconciliaron. Sin embargo, su pareja ya no lo trataba como antes. En consecuencia, decidió separarse nuevamente.

Tras la separación, Montoya decidió perseguirlo en varias ocasiones. En una de ellas lo encontró con su nueva novia y determinó atacarlo con un cuchillo.

Por ese y otros incidentes, Vásquez la denuncia ante la Fiscalía. Al parecer esta acción molestó a Montoya y decidió buscarlo. Lo encontró nuevamente con su nueva pareja y eso la enfureció. Como resultado, esta procedió a discutir con él nuevamente hasta quitarle la vida. Posteriormente huyó del lugar.

Montoya, después de haber cometido el delito, se entregó a las autoridades, quienes la remitieron a los juzgados por el delito de parricidio.