El atentado ocurrió alrededor de la media noche (hora local de Tailandia)

TAILANDIA.- Un doble ataque bomba en la turística región de Hua Hin,Tailandia ha dejado al menos una persona muerta y 20 heridos este jueves.

Hua Hin es un destino turístico muy conocido en Tailandia, que se encuentra a unos 200 kilómetros al sur de Bangkok.

Según la cadena británica BBC, varios de los heridos por las explosiones son «turistas extranjeros».

La víctima mortal es una vendedora de comida, una tailandesa de 51 años, que falleció en la mesa de operaciones de un hospital.

Según declaraciones por parte de las autoridades las dos bombas que explotaron con 20 minutos de diferencia estaban escondidas en macetas y  según los policías estas fueron activadas mediante teléfono móvil.

Los heridos fueron trasladados al Hospital San Paulo, el Hospital Hua Hin y un ambulatorio del Hospital Bangkok.

La Policía ha abierto una investigación de las bombas que, según los primeros indicios, fueron detonadas por teléfono móvil. Por el momento, nadie ha reclamado la autoría de las explosiones consecutivas en Hua Hin.

Los atentados con armas ligeras, los asesinatos y los ataques con explosivos son habituales principalmente en las provincias sureñas de Pattani, Yala y Narathiwat, de mayoría musulmana y etnia malaya, por su proximidad a Malasia, pese al despliegue de unos 40.000 miembros de las fuerzas de seguridad y la vigencia del estado de excepción.

Veinte personas salieron heridas en el doble ataque
Veinte personas salieron heridas en el doble ataque

Los insurgentes denuncian la discriminación que sufren por parte de la mayoría budista del país y exigen la creación de un Estado islámico que integre estas tres provincias, que configuraron el antiguo sultanato de Pattani, anexionado por Tailandia hace un siglo.

El 17 de agosto de 2015, 20 personas murieron y 125 resultaron heridas cuando estalló una bomba en el templo de Erawan, en el centro comercial de Bangkok.

Tailandia se encuentra gobernada por una junta militar desde el golpe de Estado de 2014 y acaba de aprobar en referéndum, celebrado el 7 de agosto, una nueva Constitución que abrirá el camino para la celebración de elecciones generales el año que viene.