Sydney, Australia

Sydney, Australia. – Se viene el partido de vuelta entre Honduras y Australia por el boleto a Rusia 2018 y los hondureños se sienten curiosos por saber del lejano país, ¿Sabía usted que en Sydney, Australia la prostitución es legal?

Pero ¿Qué tipo de personas son los profesionales del sexo en esa ciudad? En Australia, cientos de ellos le están contando al mundo sobre ellos mismos usando las redes sociales.

“Estudiante universitario. Abogado aspirante. Activista. Hija, hermana, trabajadora sexual. No necesito rescatarme”, dicen algunos mensajes.

Prostitución en Sydney, Australia

Estos son los tipos de declaraciones que cientos de trabajadoras sexuales australianas hicieron hace algunos años. Utilizaron el hashtag #facesofprostitution. La campaña se inició en Instagram. Comenzó con la trabajadora sexual de 21 años y graduada en historia, Tilly Lawless.

La prostituta estaba respondiendo a una publicación de un blog llamado Mamamia. El blog fue escrito para conmemorar el 25º aniversario de la película Pretty Woman. La famosa película en que una prostituta se enamora de un empresario y viceversa. Lawless argumentó que la realidad del trabajo sexual era mucho más fea que en la película.

Tilly Lawless “describió toda la prostitución como dañina”. Ella misma ha trabajado como trabajadora sexual durante dos años. Sin embargo, solo comenzó a identificarse públicamente como trabajadora sexual hace pocos meses en Sydney. En la ciudad la prostitución está despenalizada.

Decidió publicar una foto de ella en su feed de Instagram para mostrar la otra cara de la prostitución. El rostro de una mujer joven que había tomado una decisión informada para ser trabajadora sexual.

Asociación de Trabajadoras Sexuales de Australia

Luego, después de publicar en la página de Facebook de Scarlett Alliance, la Asociación de Trabajadoras Sexuales de Australia; la persuadieron a poner la foto y el hashtag en Twitter.

Y así comenzó: una masa de cientos de trabajadoras sexuales, en su mayoría australianas y en su mayoría mujeres, publicaron imágenes que mostraban sus rostros al mundo. Muchas aparecieron públicamente como trabajadoras sexuales en las redes sociales por primera vez.

“Me sorprendió gratamente”, Lawless le dijo a BBC Trending. Esto porque las trabajadoras sexuales “rara vez se humanizan como individuos”, dijo. Por lo que a menudo se habla de nuestros cuerpos, pero poner nuestras caras en las redes sociales “es algo tan poderoso”.

Muchos de los que se unieron compartieron su objeción al artículo original. La trabajadora sexual Holly, en la foto de arriba, dijo que su principal problema era la foto utilizada.

Muchas trabajadoras sexuales laboran sin los clásicos estigmas de la profesión

Se utilizó una desgarradora foto de una mujer de Europa del Este tratada por sexo. “Esa no es nuestra cara”, le dijo a BBC Trending. “No, no es nuestra experiencia vivida”. “El artículo era francamente ofensivo”, dijo la trabajadora sexual y actriz australiana Madison Missina. Esto porque “usa el argumento del tráfico sexual para silenciar nuestra voz y al mismo tiempo silenciar la voz de las víctimas que también son víctimas de la trata”.

Lea también: En Australia disfrutan mucho de Honduras pero no lo saben

La publicación del blog Pretty Woman apareció originalmente en el sitio de un grupo cristiano con sede en Missouri, Exodus Cry. El grupo dice que está comprometido a “abolir la esclavitud sexual”. La autora del artículo es Laila Mickelwait y afirmó que la película había atraído a mujeres jóvenes a la prostitución. Que las había sometido a una vida de abuso y trauma. Le dijo a BBC Trending que se mantiene fiel a lo que escribió a pesar de la campaña de las trabajadoras sexuales. Dijo que la prostitución legalizada crea un ambiente donde el tráfico sexual ilegal puede ocurrir.

“El hecho de que haya un puñado de mujeres y hombres que publican fotos en Twitter diciendo que este es un trabajo de empoderamiento no hace que sea cierto sobre la industria”, dijo. “Tienen voz pero son la voz de una minoría muy pequeña que tiene el privilegio de estar en Twitter y poder publicar ese tipo de imágenes”.

Tilly Lawless nos dijo que sigue enojada con estos argumentos. Dijo que “nos permiten ser oprimidos de manera similar a las mujeres que son objeto de trata, socavar nuestra independencia y autonomía y quitarnos nuestros derechos”.