Sara Rico: una escritora hondureña de éxito en el mundo

182
Sara Rico
Libro Prisión de las Almas

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-Sara Rico es una escritora hondureña de éxito, quien trabaja duro por hacer sus sueños realidad.

Ella es la encargada de la creación de la novela “La Prisión de Las Almas”, el cual fue publicado en digital y físico. Actualmente se vende por Amazon.com .

Sara Rico, nació el 1 de octubre de 1990 en Tegucigalpa, Honduras. Obtuvo el título de Bachiller en Ciencias y Letras en el año 2007.

En el año 2011 egresó de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán obteniendo el título de Profesorado de Educación Media en Letras, con orientación en Literatura.

Su cuento “Miércoles de ceniza” fue ganador del primer lugar en un concurso de cuento corto organizado por el departamento de Ciencias y Letras de su Alma Mater en abril del 2011.

Su poema “Música en tu cuerpo” formó parte de la antología Lírica de Vida, lanzada por Signum Editors en el año 2012. También, algunos de sus cuentos han sido publicados en revistas digitales.

Obtuvo su maestría en Español y Literatura en la Universidad del Sur de Illinois, Estados Unidos. Actualmente publica en su blog de WordPress “Blogdeunamaga.com” y ha lanzado a la venta su primer libro en formato digital y físico “La Prisión de las Almas”.

Conozcamos un poco más de Sara Rico, en una entrevista exclusiva para TIEMPO DIGITAL. Una hondureña talentosa y de éxito en esta semana donde aún se celebra el día de la mujer hondureña.

¿A qué edad comenzó a escribir?

Comencé a la edad de 14 años aproximadamente

¿Qué la inspiró a escribir y recuerdo algunas líneas de ese escrito?

La literatura me empezó a atraer desde muy pequeña. Me consideraba una niña  tímida para hablar de mis sentimientos, incluso con mi familia, por lo que comencé a escribir. No recuerdo con certeza el primer poema que escribí, pero se me viene a la mente uno de los primeros, se llamaba Rubí. No recuerdo ninguna línea, pero si recuerdo que se lo dediqué a una amiga que me robó al niño que me gustaba (risas).

¿Cuál es la hora ideal que utiliza usted para escribir?

Escribo mucho en la noche,  no tengo una hora específica.

¿Por qué le gusta escribir en ese horario?

Porque mi cerebro funciona mejor en la noche, y la mayoría de momentos que tengo para sentarme a pensar y reflexionar son cuando estoy sola en mi cuarto, cuando ya casi me voy a dormir.

¿Existen lugares específicos donde las ideas fluyen de mejor manera?

Claro que sí. Es más fácil escribir cuando se está rodeado de la naturaleza, viendo el mar, o en el bosque cerca de un lago. Esos lugares son más propicios para mí porque lo único que realmente hace ruido son mis pensamientos.

¿Cómo está ambientado su entorno de trabajo para escribir?

Por los momentos escribo en mi casa, es un espacio reducido, cuento con mi computadora y con mis libretas especiales para escribir. Pero mientras tenga un papel y un lápiz para escribir no necesito nada más.

¿Cómo surge la idea del nombre “La prisión de las almas?

Surge a raíz de la trama de la novela, donde realmente existe una prisión que alberga almas.

¿Qué suceso inspiró ese nombre del libro?

El hecho de pensar que los seres humanos  muchas veces somos esclavos de nuestros propios sentimientos, es decir de nuestra alma, y nos encerramos en ella. Me pareció curioso que hubiese una prisión… para una prisión. Al leer el libro se puede entender mejor lo que estoy diciendo.

¿Dónde realizó la publicación de su novela?

La publiqué a través de Amazon.com, que publica inicialmente en formato digital y se distribuye por Estados Unidos, España, México, Japón y otros países.

¿Alguna anécdota en particular, buena/mala/curiosa en la publicación de su libro?

Tuve que publicarlo dos veces, porque la primera vez se me publicó con una cantidad demasiado grande de errores. Cuando por fin logré corregir todo logré publicarlo de nuevo. Tenía errores terribles que daban vergüenza (risas); pero no el nombre de Pavlo como mucha gente piensa, Pavlo sí se llama así, con V, ya que hay una dicotomía entre los nombres de Pavlo y Vladimir, ambos llevan sílabas con VL. Fue gracioso porque muchas personas se acercaban a mí con pena, para decirme “¿Segura que es Pavlo?” Por supuesto es difícil de creer que una Máster en Español cometa este tipo de errores (risas).

¿En qué otros lugares se han interesado en sus obras? De ser positiva la respuesta… ¿Cómo fue el enlace con esas personas?

En España se han interesado mucho, y creo que ha habido una respuesta positiva. El enlace con estas personas surge a raíz de mi blog, donde tengo muchos lectores de España.

¿Qué libro lee actualmente? Y que le gusta del libro que actualmente le da lectura?

Aunque parezca raro no estoy leyendo ninguno. Quise darme un tiempo después de terminar mi maestría para descansar, ya que me tocó leer muchísimo durante todo el año pasado. El último libro que leí hace un mes aproximadamente, fue el libro Nada de Carmen Laforet, lo que más me gustó fue el lenguaje utilizado, y también los personajes complejos.

¿Cuáles autores son sus preferidos, nacionales e internacionales?

Me gusta mucho leer narrativa, sobre todo la de Ana María Matute, y otras escritoras españolas de la posguerra civil española. También disfruto mucho de leer a García Márquez, José Saramago, Cortázar, Sergio Ramírez y otros. En cuanto a lo nacional, disfruto mucho la narrativa de Julio Escoto. También disfruto de leer poesía, sobre todo la de mujeres, como Alejandra Pizarnik, Gioconda Belli y  Mayra Oyuela de Honduras

¿Qué otros autores recomendaría leer a la gente?

Recomiendo mucho leer  y conocer más sobre centroamericanos, como Salarrué, Roque Dalton, Ernesto Cardenal, María Eugenia Ramos, Lourdes Soto, Fabricio Estrada, en fin, hay muchos.

¿Si hubiese tenido la oportunidad de escribir un libro famoso, cuál sería?     

El Don Quijote de la Mancha, sin duda. (risas)

¿Si usted tuviera la oportunidad de reunirse con algún famoso en la historia vivo/muerto, quién sería? Y por qué?

Ana María Matute, porque la admiro muchísimo y me identifico mucho con su narrativa, no estaría nada mal tener una conversación con ella, hablando de lo que es ser una mujer que escribe. Estaríamos acompañadas de un buen café.

¿Como escritora, que haría usted para que incentivar la lectura en la gente que no le gusta?

Me gustaría hacer que existieran más librerías, o clubs de intercambio de libros. Es necesario hablarle más a la gente sobre las ventajas que trae el leer.

¿Qué opinión tiene acerca del desaparecimiento de librerías en Tegucigalpa?

Lo he notado y es algo lamentable, porque eso da a entender que las personas aquí no compran libros.

¿Qué otra pasión tiene aparte de escribir?

Me encanta la música, me gusta cantar y toco la guitarra. También disfruto mucho del cine, pero tampoco me considero cinéfila.

¿Algún sueño por cumplir?

Viajar a Europa.  En España sueño con hacer la Ruta de Don Quijote y en Francia sueño con estar frente a la torre Eiffel. Mis sueños suenan como clichés, pero no me importa, al final son mis sueños (risas).

Un mensaje final para la población en general para que apoyen la literatura y el arte en general en Honduras.

En primer lugar invito a la gente a leer más, si realmente quieren saber cómo piensa, habla y vive una sociedad, leer es lo mejor que pueden hacer. Al leer no solo crecen el vocabulario y el léxico, también se logra viajar en tiempo y espacio solo con abrir un libro. De igual forma invito a la gente a ir más al teatro, porque hay una gran calidad de grupos teatrales actualmente en Honduras que la gente no conoce. Invito visitar el centro, los museos,  los cafés y bares con música en vivo, y todos los eventos que envuelvan arte, porque Honduras sí tiene cultura, y solo en estos sitios se puede vivir y apreciar.