Karen Reyes, una docente de Honduras que con su vocación transforma

390
Karen Reyes: “Amo educar
Karen Reyes, una docente de Honduras que con su vocación transforma a sus alumnos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-Karen Reyes, una docente de Honduras, muestra que con vocación y entrega se puede transformar la educación.

Amo educar, amo lo que hago y lo hago con amor”.Esta es una de las frases que identifica a esta incansable docente, en su labor diaria como mentora de varios infantes.

En sus manos ha estado dirigir una gran cantidad de niños, en al menos cuatro centros educativos ha derramado sus conocimientos y forjar principios de enseñanza en cada uno de ellos.

Su labor no queda atrapada entre cuatros paredes del aula donde realiza su trabajo educativo, lo transporta a su casa, donde la esperan sus hijos, a quienes ayuda en sus actividades académicas.

Nació en Tegucigalpa, un 28 de marzo de 1978, donde 25 años después, descubriría que la vocación de transmitir sus conocimientos lo traía en sus torrentes sanguíneos.

Conozcamos en esta entrevista exclusiva para Diario Tiempo Digital un poco más de la maestra Karen Reyes, su vida, su percepción y sus ganas de que en Honduras la educación sea una prioridad:

¿Por qué decidió ser maestra?

Podría decir que al principio no fue una de mis prioridades, quería estudiar diseño gráfico, pero un día una amiga me pidió el favor de acompañar a su mamá a una escuela pequeña de un pueblo. La experiencia de compartir con los niños fue inolvidable. Pero me lleno tanto el alma ver la alegría de los niños que en ese momento me visualice frente a ellos enseñando y jugando. Eso no se puede comparar ni comprar.

He vivido tantas cosas con los niños y esto  me hace adorar la docencia, primero porque yo también he aprendido mucho de mis alumnos. Soy maestra de tiempo completo,  desde que me levanto hasta que duermo.

Es una Carrera muy agotadora pero no existe nada más satisfactorio que los niños expresen y defiendan sus ideas, ver sus caras de no entendí, o sí, claro es cierto, me encanta que sean ellos quienes lleguen a crear sus propias ideas. Jamás podré expresar lo que significa que un niño llore en mi hombro, o te regalen una cartita diciendo que eres su maestra preferida, o quizá que eres el mejor maestro del mundo.

“Los maestros no dejamos de ser maestros en ningún momento”: Karen Reyes

Soy maestra porque me gusta enseñar y aprender… Soy maestra porque a pesar de todos los inconvenientes,  educar a un Niño y ver el resultado de mis enseñanzas eso no tiene precio.

¿A qué edad estaba convencida de ser maestra?

A los 25 años.

¿En cuántos centros educativos ha trabajado?

4 escuelas.

¿Siempre en instituciones bilingües?

Así es, siempre.

¿Cree que la mayoría que estudia magisterio sea por vocación? ¿Por qué?

No, creo que algunos estudian magisterio por necesidad, otros por seguir un legado familiar y estamos los que realmente amamos la docencia.

¿Cuál es su estado civil?

Soltera

¿Tiene hijos? ¿Si los tiene, como es su vida diaria, igual o distinta que en el instituto?

Tengo dos hijos, una niña y un varón.

Los maestros no dejamos de ser maestros en ningún momento, creo eso es inevitable. Si hay trabajos que hacer entra súper mamá y súper maestra al rescate, soy una mezcla de ambos y siempre tratando de que sigan instrucciones. La labor no puede ser por separado cuando amas lo que haces.

Docente en Honduras y sus ideas

 

¿Qué actividades realiza dentro del aula para dominar el grupo?

Dependiendo de las clases y las actividades planificadas, pero podría decir esto:

  1. Mover los pupitres y probar diferentes configuraciones de las mesas para crear un entorno más agradable que sea más apto para la colaboración.
  2. El aprendizaje social y emocional para enfatizar el aprendizaje cooperativo centrado en el alumno.
  3. Trabajos cooperativos y dinámicos, donde se involucre cada una de sus habilidades y fortalezas entre otros.

 

¿Si estuviera en sus manos, que cambiaría en el plan de clases? ¿Por qué?

Responderé a su pregunta de la siguiente manera: Gracias a Dios la institución donde laboro me dan la oportunidad de poder crear mis clases, ellos aprueban mis actividades y me dan sugerencias constantemente. Creo eso ha permitido que mis clases sean amenas y pueda desarrollarlas con empeño y esmero.

¿Qué anécdotas ha tenido como docentes que usted más recuerde tanto buenas como malas?