Testigo asegura que esposa ordenó muerte de exfiscal y no Kevin

768
Kevin Solórzano
Desvincula a Kevin: testigo asegura que esposa ordenó muerte de exfiscal

TEGUCIGALPA.- Kevin Solórzano fue desvinculado, una vez más, del asesinato de exfiscal del Ministerio Público.

Según otro testimonio.

Una testigo aseguró que la esposa del ex fiscal Edwin Eguiguren Abdul lo mandó a asesinar.

La declarante, quien se supone es miembro de la Mara Salvatrucha MS, aseguró que la viuda pagó la cantidad de 120 mil lempiras para acabar con la humanidad de su esposo.

Sin embargo, la testigo declaró que ella recibió únicamente 60 mil lempiras. Cabe mencionar que esta testigo declaró el año pasado que el crimen contra el funcionario fue pasional. (Declaración en exclusiva a una televisora).

Respecto al pago por dar muerte al funcionario del MP la testigo indicó que este dinero fue pagado por una persona que vive en el Chimbo. Lugar donde fue asesinado Eguiguren.

DATO: El exfiscal del MP fue asesinado el pasado 14 de noviembre de 2014 en la ciudad central de Honduras.

El universitario Kevin Solórzano fue acusado del crimen y guarda prisión en Támara desde hace dos años.

Kevin Solórzano está mal de salud

Kevin se encuentra un poco mal de salud, así lo informó su familia a través de la página de Facebook.

En este sentido, postearon “aprovecho para pedirles oraciones para Kevin ya que tiene 5 días de estar con un dolor de cabeza que no se le quita”.

Por lo que pidieron las plegarias por su salud: “y como aquí hay miles de personas que sabemos que lo han llegado a querer con sinceridad, por eso les pedimos oraciones para él”.

También puedes leer: ¿Será que universitario Kevin pasará otra navidad en la cárcel?

Hondureños elevan plegararias por salud y liberación de Kevin

Un internauta escribió: “Declaró en el nombre de Jesús de Nazaret que toda asechanzas del enemigo en la vida de Kevin son canceladas”.

“Y que nada ni nadie podrá tocar su vida porque el es un hijo de Dios y nadie los toca. ¡Ánimos hermano todo saldrá bien!”.

De igual forma, otro hondureño posteó: “En el nombre de Dios echamos a lo profundo del mar toda enfermedad y dolor de cabeza que invada a Kevin. Te queremos mucho, tranquilo, esto está a punto de terminar no hay que perder la fe”.