Depuradora pide suspender a policías que participaron en brutal desalojo en la UNAH

146
desalojo en la UNAH
Exigen que se determine si hubo o no responsabilidad alguna en estos policías

TEGUCIGALPA. Piden suspender a policías que estuvieron involucrados en el desalojo que se realizó el pasado viernes en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La petición la hizo este día, la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional. La solicitud es por la brutalidad con la que sacaron a defensores de los derechos humanos de un automotor.

El automotor era propiedad del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH). La comisión solicita la realizar las investigaciones  necesarias en este caso.

De igual, exige que se determine si hubo o no responsabilidad en las actuaciones de los hechos ocurridos.

Lea también: Nasralla sobre la UNAH: “No he tenido relación con ellos, ni Mel Zelaya”

 Piden suspender a policías que usaron la fuerza

Miembros de la Policía Nacional de Honduras, rociaron con gas pimienta los rostros de varios defensores de derechos humanos y estudiantes universitario. Ambos se mantenían firmes con las tomas en la UNAH.

El hecho ocurrió la tarde del pasado viernes en el interior de las instalaciones de la máxima casa de estudios en el campus de Ciudad Universitaria. A pesar que los defensores y alumnos estaban ya rendidos al interior de un microbús, los agentes policiales les lanzaron gases lacrimógenos al interior del vehículo.

Al momento de salir del automotor por los gases, los efectivos policiales les seguían tirando gas pimienta en la cara. Quedando registrado en un video. Es así, que los defensores y los estudiantes no se sobreponían al efecto de los gases, lanzados por elementos policiales.

Y si como el abuso no fuera suficiente,  los uniformados no dejaron que los afectados  se atendieran entre sí. Al contrario, procedieron a ponerles las “chachas” con las manos hacia atrás para que no pudieran limpiarse el gas de sus rostros.