TEGUCIGALPA. Este martes fue condenado Rigoberto Paredes Vélez a 20 años de cárcel por el delito de asesinato del abogado Eduardo Montes Manzano, hecho ocurrido en septiembre de 2015.

Dicha determinación fue tomada por la sala III del Tribunal de Sentencia. Es decir, Paredes Vélez guardará prisión en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, en Támara, Francisco Morazán.

La fiscalía había solicitado enviarlo a la cárcel de máxima seguridad de “El Pozo”. Además de la condena a reclusión, ha sido inhabilitado de sus funciones.

El pasado 7 de agosto, un Tribunal de Sentencia declaró por unanimidad de votos, culpable a Rigoberto Paredes por asesinato. El delito de asesinato es castigado en un rango de 20 a 30 años, según lo establece el artículo 117 del Código Penal.

Lea también: Seis años de cárcel para Teodoro Bonilla por tráfico de influencias

Antecedentes

El pasado 16 de septiembre del año 2015, Rigoberto Paredes hirió con un arma cortopunzante pequeña al abogado Eduardo Montes en el piso 15, torre uno del edificio Metrópolis, donde tenía su bufete.

Al ser herido, Montes empezó a gritar por lo que la gente de las oficinas cercanas salieron a auxiliarlo, pero el abogado falleció debido a la gravedad de las heridas.

Vélez fue detenido inmediatamente por la seguridad del edificio. Montes era miembro del Colegio de Abogados de Honduras y estaba ligado a la comisión de disciplina de la Liga Nacional de Fútbol.

Montes tenía 20 años de trayectoria profesional y según sus colegas era un profesional intachable. También fue juez y catedrático en varias universidades de la capital.

El profesional del derecho en ese año iba a presentar su candidatura a magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Rigoberto confesó

Un día después de lo sucedió, trascendieron las declaración de señalado.  “Ya había matado gente él, solo vi las fotos, sabía que era él. Yo hice lo que tenía que hacer”.

“Esa gente está haciendo mier.. este país, están haciendo mier.. la vida de la gente”, dijo Paredes Vélez, refiriéndose a los responsables del descalabro en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).