El Barcelona pasó del éxito al fracaso en una desgraciada visita a Riazor. Los azulgranas cayeron ante Deportivo.

Los goles de Joselu y Bergantiños acabaron con los de Luis Enrique quienes esta vez no pudieron remontar.

LEA TAMBIÉN: Real Madrid por el liderato de La Liga en el Bernabéu ante Real Betis

En otro día con más fuerza que clase, con más ímpetu que fútbol, en un encuentro donde Messi no pudo.

El Barcelona sobó el balón con parsimonia, sin criterio. Le dio para dominar a un Deportivo con las ideas muy claras.

A falta de Neymar y Rafinha, Denis Suárez y Arda salieron de titular, ambos fungieron como extremos.

Movió medio banquillo para hacer el once Luis Enrique y las rotaciones no sentaron nada bien.

El conjunto gallego se arropó en campo propio. Supo sufrir y obtuvo una gloriosa recompensa.

Esta vez no hubo remontada

No se acercaba el Deportivo pero tampoco hizo mucha falta. Avisó Joselu y Ter Stegen mandó el balón a córner.

En esa misma acción, el alemán trató de bloquear el balón y lo dejó a placer para que Joselu hiciese el 1-0.

Tras el descanso, Suárez igualaba con un remate efectivo casi en la primera jugada del segundo tiempo 1-1.

Todo volvía a su sitio, El Barça a dominar. Hasta que a los de Pepe Mel les dio por perder el respeto y buscar el segundo.

A los 74 min Bergantiños ganó a Alba en el salto marcando el 2-1 que seria el resultado final.

Tuvo Suárez el empate en sus botas pero Lux no fue Trapp. Mel tampoco fue Emery ni el Deportivo tuvo el miedo que condenó al PSG.

Ganaron los gallegos y lo hicieron bien, las rotaciones condenaron al Barcelonar esta tarde en Riazor.