ZEDEs: Honduras renuncia «voluntariamente a su soberanía», dice analista

1598

SAN PEDRO SULA, CORTÉS. Honduras está renunciando «voluntariamente a su soberanía«, así lo dijo Pablo Kummetz, analista económico y editor del noticiero DW en Español, en torno a la instalación de las «zonas de desarrollo», o ZEDEs, en territorio nacional.

«Las ZEDEs son prácticamente independientes, serían un Estado dentro del Estado. Originalmente, inclus,o un segundo país debía hacerse responsable de una zona autónoma, como es el caso de China con Hong Kong», dijo él. No obstante, en Honduras, se pretende echar a andar un modelo diferente, agregó.

Y es, en Honduras, según la información oficial, las ZEDEs serán gobernadas por un secretario técnico, elegido por un Comité para la Adopción de Mejores Prácticas (CAMP).

«Lo revolucionario es que un país renuncie voluntariamente a su soberanía, es algo realmente nunca visto», subrayó el analista.

Asimismo, Pablo Kummetz dijo que difícilmente las ZEDEs harán que Honduras se desarrolle a pasos agigantados, «es uno de los países mas pobres de América Latina, su Producto Interno Bruto per cápita es de apenas 2,600 dólares anuales,. En el ranking de Desarrollo Humano ocupa el lugar 130 de 188 países» , agregó.

«A pesar de la pobreza tiene el segundo mayor número de millonarios en América Central, la escolaridad promedio alcanza a apenas cinco años. Es decir, que Honduras no puede compararse con Hong Kong ni con Singapur», concluyó.

Cabe destacar que dichas declaraciones, el analista las dijo en 2017, cuando se decía que la primera ZEDEs en Honduras se instalaría en Amapala, Valle. No obstante, ahora en 2020, los ojos están sobre Roatán, Islas de la Bahía.

Le podría interesar: Zedes: Qué son, cómo funcionan y qué provecho podría tener Honduras

¿Cómo funciona la ZEDE?

Las «Zonas de Empleo» son áreas del territorio nacional sujetas a un «régimen especial», en las que los inversionistas estarían a cargo de la política fiscalde seguridad y de resolución de conflictos, entre otras competencias.

Lo anterior, significa que las ZEDES puede establecer sus propios órganos de seguridad internacomo, por ejemploconformar una policía al servicio de su área de desarrollo. A su vez, órganos de investigación del delito, inteligencia, persecución penal y sistema penitenciario.

Pero, a pesar de eso, cualquier hondureño puede entrar y salir de ésta, y «no existe ningún impedimento que lo prohíba», afirma el sitio zede.hn.

Los inversionistas de las ZEDEs estarán obligados a emplear, como mínimo, 90% de  hondureños. Y también, deberán pagarles el 85% del total de los salarios que devengan en sus respectivas empresas.

Asimismo, las «ciudades modelo» tienen la potestad de recaudar sus propios impuestos, pero el 12% del total que llegue a sus arcas deberá entregarlo al Estado de Honduras, comentó Guillermo Panting, analista político y economista.

Y coincidiendo con Pablo Kummetz, Panting dijo que, para que las ZEDEs ayuden a Honduras alcance un nivel de desarrollo similar al de Hong Kong «deberán pasar varias décadas». No algo a corto plazo, como algunos han querido dar a entender, dijo.

Lea también: Presidente viajará a Corea del Sur para planificar construcción de Zedes


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.