Zambrano: Presunto pandillero escapa con ayuda de un policía

1409
Policial
Un supuesto miembro activo de la (Mara Salvatrucha MS-13) se fugó de una posta policial hasta donde había sido trasladado.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La mañana de hoy se registro la fuga de un supuesto pandillero de la MS-13 de la posta policial de Zambrano. El hecho ocurrió cuando el sujeto era trasladado hacia el centro Penal de Támara.

Según lo informado por las autoridades policiales, Ángel Said Ponce, supuesto miembro de la MS-13 era custodiado por un grupo de oficiales. De la misma forma, informaron que Ponce era trasladado desde Taulabé, Comayagua, hasta Zambrano, antes de ser llevado hasta su destino final.

Además, indicaron que al supuesto integrante de la Mara Salvatrucha se le acusa del delito de tráfico ilícito de drogas en perjuicio de la salud del Estado de Honduras.

Lea también: Cuatro abogados se postulan para el cargo de comisionado de DDHH

Autoridades confirman complicidad policial en la fuga del integrante de la MS-14

Ante la fuga del pandillero la Secretaría de Seguridad, confirmó a través de un comunicado que en la fuga del detenido hubo complicidad por parte de un agente policial que lo custodiaba en la referida posta.

Además, informaron que se le dio detención al funcionario policial debido a que se le supone responsable de la fuga.

De la misma forma, el comunicado reza  «con instrucciones del director general de la Policía (comisionado general José Aguilar Morán), se remitió a la Fiscalía del Ministerio Público a un funcionario policial por suponerlo responsable del delito de evasión en perjuicio de la administración pública».

Además, el informe preliminar indica que el agente de policía cumplía su servicio como comandante de guardia en la subestación policial de Zambrano.

De la misma forma se informó que se están realizando saturaciones y controles móviles en diferentes sectores para la recaptura de Said ponce.

Primo machetea a niña tras supuesto intento de violación en Jutiapa; madre relata

Una niña de 13 años fue macheteada por un primo tras -aparentemente- negarse a «ser violada» en la aldea Descombros, en Jutiapa.

De tal forma, que la niña fue ingresada con al Hospital Regional Atlántida. Llegó con almenos cuatro heridas de arma blanca, unas en su cabeza.

Por otra parte, fueron los parientes quienes lo identificaron como José Daniel Ramírez Crisóstomo, de 40 años de edad. Dijeron que era su primo. Además, agregaron que al atacante «contaba con la confianza de los padres de la niña».