Yaritza Owen: «Feliz de representar a mi Honduras» tras recibir llave de la mansión NBL

346
Yaritza Owen
Yaritza Owen logra entrar a la mansión de “Nuestra Belleza Latina”

Orgullo catracho representa la periodista hondureña Yaritza Owen, quien demostró tener control escénico cuando lograba pasar el desafío que le otorgó el elenco del «reality show» “Nuestra Belleza Latina” (NBL), mismos que pondrían a prueba la capacidad de las concursantes.

Luego de realizar el reto, la guapa catracha obtuvo la primera llave gracias a su extraordinaria concentración.

Todas las candidatas fueron estrictamente seleccionadas por los jueces y buscan en cada una de ellas la seguridad para mantener el control a circunstancias adversas. Así como también su capacidad de poder improvisar.

Le puede interesar: Yaritza Owen, primer presentadora hondureña en Nuestra Belleza latina

20 hermosas y luchadoras mujeres latinoamericanas llegaron a la final

Sin duda alguna este es uno de los «realitys» más destacados de América Latina y ahora viene buscando otra imagen. Mujeres aguerridas, sin excusas, sin talla y sin miedos.

El programa, se dividió a las 20 finalistas en Cinco grupos de Cuatro. Posteriormente, se les presentó 4 desafíos diferentes:

  • Instagram stalker
  • Comercial interrumpido
  • El reto del chícharo
  • Presentación interrumpida

Cada uno de estos retos, puso a prueba la capacidad de las concursantes de mantener el control escénicofrente.

Por ejemplo, frente a una pantalla con fotos de redes sociales (‘Instagram stalker’), la concursante tenía que mostrar su creatividad narrativa.

Lo anterior, porque tenía que explicar las fotografías de algunas celebridades.

Mientras que en el desafío del ‘Comercial interrumpido’, se convertían en la modelo que destacaba las propiedades de los productos NBL mientras dos personas las jalonean por todos lados.

El ‘Reto del chícharo’ consistía en presentar una noticia leyéndola del teleprompter mientras mantenían la compostura a pesar que, desde la sala de control la productora (Francisca Lachapel en su personaje de Mela) le hablaba sin parar a través de un audífono (chícharo) y le hacía solicitudes insólitas.

Finalmente, en la ‘Presentación interrumpida’, la participante cantaba una canción, a pesar de ser bombardeada por una lluvia de proyectiles.

La decisión de los jueces no estuvo nada fácil porque en la mayoría de los casos las competidoras se desenvolvieron con suma destreza. Esto hizo que la primera controversia del programa no estuviera a su cargo, sino de los miembros del jurado.

Ganar la llave de la mansión de NBL (que ahora estrenó un nuevo nombre) cobró un nuevo giro con una noticia que marcó parteaguas en la historia de este «show».