Wilson Berrios habla: «Ansioso» de volver a EE.UU y continuar cirugías

502
Wilson Berrios
Wilson Berrios padre y Wilson Berrios hijo durante la primera fase del tratamiento en Boston, EEUU.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Wilson Berrios, quien sufrió quemaduras de tercer grado en su rostro debido a la explosión de un mortero el pasado 10 de diciembre de 2019, goza de un gran avance en su estado de salud.

El joven de 19 años, originario del departamento de Choluteca, recibió su tratamiento en Estados Unidos, y el pasado mes de mayo regresó a Honduras para reencontrarse con su familia y continuar con sus estudios universitarios.

Por motivo de la pandemia, Wilson no ha podido regresar a EEUU para continuar con el proceso de cirugías. TIEMPO Digital dialogó con él y su padre, quien tiene su mismo nombre y es un conocido periodista de la zona sur.

Wilson Berrios Padre

El periodista Wilson Berrios comentó que la recuperación de su hijo ha sido muy satisfactoria. Lo único que le está afectando es un dolor en su oído izquierdo, debido a una ruptura de tímpano.

Esto fue detectado en Boston, EE.UU., y debía recibir una consulta médica el 25 de marzo pasado, pero fue imposible debido a la emergencia del Covid-19 y, por tanto, debieron volver a Honduras. No obstante, aquí en su país, un médico que le recetó unas gotas y unas pastillas con las que se va a mejorar.

El joven perdió un 25 % de la audición en ese órgano, pero, se podrá recuperar con o sin cirugía, según dijo su médico otorrino.

Proceso de cicatrización de sus quemaduras

El comunicador comentó que la sanación de las cicatrices de su hijo van muy bien. Y, a pesar que todavía no tiene completa la forma de su nariz, el trabajo que realizó un cirujano plástico fue muy bueno, ya que su respiración es la adecuada.

Asimismo, mencionó que los médicos que lo trataron en EE.UU. comentaron que el proceso de recuperación podría durar hasta dos años, pues faltan alrededor de cuatro cirugías más.

«Wilson presenta buenos ánimos y está ansioso después de que sostuvo una videollamada con los médicos que lo atendieron en Boston. Los que le dijeron que iban a agendar su siguiente cirugía», concluyó Wilson padre.

Lea también: A partir del 9 y 12 de octubre Honduras abrirá fronteras terrestres

Wilson Berrios hijo

De su lado, el joven Wilson Berrios comentó que lo más importante es estar animado. Además, dijo que se siente muy feliz de regresar a Honduras, porque es difícil estar lejos de sus seres queridos.

«Porque, estar acostumbrado a levantarme y decirle a mi tía, ‘mami, tengo hambre, y comerme un desayuno’, la verdad que ya lo extrañaba. Pero hoy sí ya ha vuelto a ser un día normal, con la diferencia que tengo mis heridas, pero se siente como antes, porque deprimirse no va conmigo» dijo Wilson durante la conversación.

«Si la gente se mentaliza que lo puede hacer, lo hará, porque todo depende de la mente, del estado de ánimo, y esa persona debe disfrutar lo que tiene por delante» destacó el joven.

Wilson Berrios
Wilson durante su recuperación en EEUU.

Está ansioso por continuar su tratamiento en EE.UU.

Wilson hijo espera ansioso la llamada telefónica en la que le digan «‘Para esta fecha debe estar en Boston y seguir en tratamiento'». Confesó que «yo me siento algo desesperado. Estoy con ansias de recibir una cirugía y ya ir saliendo de esto, porque es complicado. Hay muchas cosas que no puedo hacer».

A Wilson le fascina hacer deporte, aunque, debe tener cuidado para no lastimarse. Su buena condición física ha ayudado a que avance en sus tratamientos. Los exámenes generales en Boston demostraron que Wilson Berrios cicatrizaba y curaba muy rápido.