Wilfredo Méndez: En Casa Presidencial se decide qué casos presentará el CNA

438
Wilfredo Méndez
Luego que el CNA denunciara a "Pepe" Lobo por actos de corrupción, Méndez manifestó que "ni entre los propios criminales se están protegiendo"

Tegucigalpa, Honduras. El director ejecutivo del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), Wilfredo Méndez, aseguró que en casa presidencial se decide que casos presentará el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

En ese sentido, Méndez dijo que el CNA es “una extensión de dominio” del mandatario Juan Orlando Hernández. Asimismo, manifestó que el expresidente Porfirio Lobo es un “chivo expiatorio”.

“En Casa Presidencial es donde se decide que casos va a presentar o no el CNA, direcciona y manda desde el Ejecutivo cómo va a operar el Fiscal General, su Adjunto y la Corte Suprema de Justicia también”, aseveró el defensor de derechos humanos.

Asimismo, manifestó que “al operar de esta forma ponen en la mira a aquellos enemigos políticos internos y externos para montarles persecución. También, protegen hasta cierto momento a aquellos amigos internos y externos que parecieran ser oposición; pero en otro momento abren la jauría en contra de ellos”.

Lea también: «Pepe» Lobo cuestiona por qué el CNA no ha investigado la administración de JOH

«JOH destruye a otros aliados»

A criterio de Wilfredo Méndez mientras el actual Gobierno se autoproteje, Hernández destruye a otros aliados. “Se ha ido en contra de su propio amigo que le hizo construir un imperio del mal y ahora lo está destruyendo. Es decir, ni entre los propios criminales se están protegiendo”, apuntó Méndez.

Además, aseguró que desde el CNA van a operar en razón de aquel en que el Gobierno esté en contra y lo va a perseguir, dañar y perjudicar completamente. Si tiene casos de corrupción o vinculación a crimen los va a sacar en su momento y se vana proteger a ellos mismos, y si no los tiene los va a inventar, y esto es lo que está sucediendo en el caso de Porfirio Lobo en esta administración de Juan Orlando Hernández, que tiene orientado todo su trabajo y esfuerzo porque es el chivo expiatorio sacrificado”.