Violencia se ensaña con garífunas: dos más asesinados en la zona norte

251
violencia contra garífunas norte
Los cuerpos encontrados ayer en San Pedro Sula eran de dos garífunas.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Los hechos violentos en la zona norte de Honduras siguen en aumento, pero algo preocupante es que en las últimas semanas se ha ensañado con la comunidad garífuna.

Esta etnia es una de las más importantes de nuestro país. Pero lo que ha pasado, es que, en los últimos meses, en lugar de su cultura y tradiciones, los hechos violentos los posicionaron en las primeras planas.

Lea también: Ante “desinterés” del Estado, garífunas preparan demanda internacional

Solo el día de ayer, se reportó el hallazgo de dos cadáveres en San Pedro Sula. Sus cuerpos estaban amarrados con torniquetes y habían sido estrangulados en el baúl de un vehículo turismo marca Kia, con placas PDW 8490.

El hallazgo se suscitó en la colonia San José de Sula, de la capital industrial del país.

De acuerdo a lo que indicaron las autoridades policiales, una de las victimas era Winder Javier Lino Arzú, de 38 años de edad, residente en La Lima y de oficio taxista.

Mientras que, para este momento, solo se ha identificado al otro hombre como Marlon. Él era residente en la colonia Rivera Hernández y trabajaba en una maquila en Choloma.

Se constató que ambos hombres eran pertenecientes a la etnia garífuna, sin embargo, no se brindó más información al respecto.

Garífunas desaparecidos

Meses atrás, desde el 18 de julio, se reveló de cuatro garífunas raptados de la comunidad del Triunfo de la Cruz, en Tela.

Ante este caso, se realizaron protestas exigiendo a la Policía que dieran con el paradero, no solo de los responsables, sino también de los raptados. No obstante, pese a las solicitudes nacionales e internacionales, los garífunas no han aparecido.

Se han hecho búsquedas e indagaciones en cadáveres que encuentran pero ninguno pertenece a ellos. Los garífunas continúan desaparecidos, ellos son: Milton Joel Martínez Álvarez, Suami Aparicio Mejía, Alber Santana Thomas y Snider Centeno.

Otros crímenes

Seguidamente, unos días después del desaparecimiento de cuatro garífunas en Tela, se informó por parte de familiares que tres ciudadanos garífunas también habían sido raptados, en San Pedro Sula.

Según relatos de parientes, los tres jóvenes garífunas salieron hacia un taller mecánico, pero después de eso, no lograron saber más de ellos.

Por lo que, en base a las desapariciones y hallazgos, la etnia garífuna está bajo amenaza en 2020. Bajo el manto de la impunidad permanecen todos los crímenes y de los cuatro, no se sabe ni siquiera su estado.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn