Violada y asesinada encuentran joven en parque de Intibucá

La fémina habría gritado al momento de ser abusada.

777
violada y asesinada en intibucá
El parque municipal donde fue encontrado el cadáver.

Autoridades policiales reportaron, este sábado por la mañana, el hallazgo de una joven violada y asesinada en Intibucá, zona occidental del país.

Un repudiable hecho ha tenido lugar en el parque San Juan, cuando los vecinos notaron el cuerpo de una mujer tirado. Acto seguido, llamaron a miembros de la Policía Nacional para que confirmaran lo que temían.

Hasta el momento la joven no ha sido identificada. Sin embargo, se presume que algunos pobladores escucharon gritos en horas de la madrugada.

Según informaron las autoridades, a la fémina se le introdujo un objeto de madera en sus partes íntimas. Este tipo de incidentes no suele ser visto en este tipo de lugares donde la mayoría se conocen y se llevan bien.

Agentes policiales ya se encuentran investigando el violento crimen para dar con el paradero de los responsables. Asimismo, para ponerlos bajo orden de la justicia para que se les aplique la ley.

OTRAS NOTICIAS

Una menor de edad fue reportada como desaparecida por sus padres y horas después fue encontrada violada y asesinada en Tegucigalpa.

Con profunda impotencia el padre de la joven centralista asesinada Rebeca Abigail Torres, gritaba que había soñado en estar en la graduación de su hija.

La jovencita, de 15 años de edad, estudiante del Instituto Central Vicente Cáceres (ICVC), fue encontrada sin vida la noche del pasado viernes.

De acuerdo al padre de la víctima, Ramón Torres, ella era una muchacha tranquila. “Solo se dedicaba a estudiar, tenía un excelente índice en el colegio. Iba a carrera el año que viene”, manifestó don Ramón con lágrimas en su rostro.

Según información preliminar, la colegiala habría sido violada y asesinada a pedradas, por razones hasta el momento desconocidas.

Lea también: Encuentran cuerpo sin vida de jovencita del Instituto Central desaparecida

“Solo el que es padre entiende el dolor que yo tengo ahora; los que hicieron esto van a tener castigo divino de Dios. Los que me mataron mi hija son unos desgraciados. Mi hija era una niña buena, no se metía con nadie”, gritaba el progenitor de la quinceañera muerta.