VÍDEO: Mujer implora a su pareja tras quedar descubierta como infiel

2171

El Salvador. Una mujer suplica a su novio que no la abandone en El Salvador. Este es uno de los últimos videos virales en las redes sociales salvadoreñas.

Según los cibernautas, la mujer habría sido descubierta en una infidelidad y su novio se enteró y dió por terminada la relación.

No obstante la mujer sin argumentos convincentes ruega a su novio Jonathan para que no la deje. Hasta le pide que la acompañe a su casa.

Entre las lágrimas de ambos quien grabó el video lanza una recomendación para que dejara a la infiel.

En redes sociales el video ha sido compartido más de 6 mil veces y es una de las tendencias en las últimas horas.

Los espectadores se burlan del sujeto diciendole que este video va para «facebook», mientras rién a carcajadas. «Dejala viejo, corré, te está vacilando», se escuchó a los sujetos que graban y que le aconsejan a Jonathan. La mujer llega a un punto que se molesta y les hace la seña del «dedo» seguido por una señal «marera».

Lea también: VIDEO | Colegialas del José Trinidad Reyes se van a los golpes

En Honduras dos mujeres se van a los golpes por un hombre

El vídeo de una pelea de dos mujeres por el amor de un hombre en el mercado Zonal Belén; se ha filtrado en las redes sociales haciéndose viral.

En el inicio del vídeo se puede ver a las dos féminas en plena pelea y a otros hombres tratando de detener el “agarre”. Luego, la joven de camisa amarilla explica la razón que la llevó a realizar el acto violento contra la otra mujer. “Te lo advertí, que no te metieras con mi marido”, expresó la hondureña de camisa amarilla.

Además, la “cuernuda” manifestó “te aguanté un año hija de pu.., y mi marido hasta te traía mi hijo”. Minutos después, parece que todo acabó, sin embargo vuelven a remontar la pelea por amor. Y esta ve después de escuchar lo que tenía que decir su rival en el amor(joven de camisa amarilla) la otra, en un impulso de adrenalina inicia un segundo round.

Esta vez, las chicas terminan una encima de la otra, dándose golpes en la cara. Los espectadores del “bochinche” esta vez no intervienen, más bien las alientan a que continúen.