VÍDEO: «Chano» Rivera informa que está fuera de peligro

693
Rivera
Rivera contó que vio la muerte rondar durante el fin de semana.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El conocido analista político y publicista, Mario «Chano» Rivera Callejas, informó a través de un vídeo que ya se encuentra fuera de peligro. 

En el clip compartido por Rivera se le puede escuchar su voz algo dañada debido a las complicaciones de salud que causa el Covid-19. 

«Quiero agradecer al médico de médico, al doctor de doctores, nuestro padre celestial porque ya estoy fuera de peligro», inició diciendo Rivera. 

Seguidamente, manifestó «no solo me salvó la vida», el analista dijo que también lo está sanando espiritualmente. Además, agradeció a su madre porque «sus oraciones llegan al corazón de Jesús«. De igual forma, dijo con la voz entrecortada y a punto de llorar «a mi papá allá en el cielo que intercedió para dejarme más tiempo aquí en la tierra». 

Continuó mostrando su agradecimiento a sus familiares, a los cuales Rivera los calificó como «ángeles en la tierra», pues estos lo han cuidado aseguró. Pero las muestras de agradecimiento no se quedaron allí, también agradeció a sus amistades por las oraciones que han hecho por su vida. 

«A los médicos, al doctor Carlos Alvarado y a su equipazo que tiene aquí. A las enfermeras y enfermeros que son héroes y heroínas. Al equipo de limpieza», manifestó. 

Nota relacionada: VÍDEO: «Chano» Rivera, hospitalizado tras dar positivo a COVID-19

Rivera: «El fin de semana vi la muerte rondar en los pasillos» 

Continuó expresando que la gente en esta pandemia se pregunta ¿Dónde está Dios?, «yo les digo, aquí esta, sus instrumentos son los médicos y las medicinas, nunca nos ha abandonado». 

Además, aseguró que la medicina física que lo salvó a él fue el tratamiento «Catracho» y pidió que se dejaran al lado las críticas. 

«Yo tenía mis pulmones ambos colapsados, un coágulo en mi arteria pulmonar, no podía respirar. El fin de semana vi rondar la muerte en los pasillos. Ya no aguantaba», narró. 

Además, dijo que él les pidió a sus hermanos que les trajera a sus hijas de los Estados Unidos para poder despedirse de ellas «porque creí que llegaba mi fin en esta tierra». 

Finalizó diciendo, cuídense mucho, cuiden a sus seres queridos, y que cumplan con todos los protocolos de bioseguridad.