TEGUCIGALPA.- En el pasado juego de semifinales donde Motagua derrotó 2-0 al Marathón en el estadio Nacional sucedieron varios incidentes en los cuales el portero John Bodden fue protagonista.

Todo comenzó cuando el mediocampista argentino Matías Galvalíz, salió de cambio, saliendo por el costado de la cancha y donde tuvo que pasar frente al banquillo de Marathón.

Al caminar frente al equipo de suplentes llegó el guardameta John Bodden y le propinó un fuerte golpe al jugador de Motagua y explotó el caos en el nacional.

Debido a la acción antideportiva del jugador el árbitro central amonestó al portero y le pidió que saliera de la cancha.

Tras el caos que se armó en la cancha, el cancerbero salió y al momento de llegar al último portón de la localidad de silla, aficionados motagüenses comenzaron a lanzar objetos.

Multa de la Comisión de Disciplina a Motagua


Después de las incidencias del partido de ida la Comisión de Disciplina del Centro informó que el Fútbol Club Motagua que tendrá que pagar 90 mil lempiras por la falta de seguridad en el estadio Nacional de Tegucigalpa.

El equipo salió multado tras la falta de seguridad que presentó el protocolo del equipo local en el partido de semifinal de ida que se jugó el pasado domingo.

Asimismo tras terminar el partido el estratega del Marathón Héctor Vargas, aseguró que había falta de seguridad en el estadio Nacional.

Razón por la que la Comisión de Disciplina decidió multar al equipo con una gran suma económica, además se le suma la multa del cambio del joven recoge balones.