TEGUCIGALPA, HONDURAS. Al igual que Jorge Lanza, el presidente de la Asociación de Taxistas de Honduras (ATAXISH), Víctor Aguilar, sostiene que el rubro nunca ha dejado de pagar extorsión.

Por lo anterior manifestó: “No es un favor que les estamos pidiendo es un deber del Estado brindar seguridad al transporte”.

De igual forma, Aguilar explicó que en los puntos de taxis no hay mucha seguridad y que siempre pagan extorsión.  Asimismo, dijo que “como rubro hacemos un llamado las autoridades “que nos paren bola, como popularmente decimos los taxistas”

“Nadie quiere madrugar y trabajar hasta tarde para irse solo con 100 o 120 lempiras a su casa“, puntualizó.

Es de mencionar que solo en Tegucigalpa hay 114 rutas de taxis debidamente organizadas e inscritas en la Alcaldía Municipal y la Unidad de Registro y Seguridad de Asociaciones Civiles (Ursac). Dichas rutas están integradas por un estimado de 19 mil unidades.

El cobro de extorsión conocido popularmente como impuesto de guerra se paga semanalmente en cada punto de taxi a nivel nacional. Por lo que el presidente de ATAXISH sostuvo, que para ellos lo más importante y a lo que le quieren dar prioridad es a la seguridad. “Se debe dar prioridad a la seguridad tanto para los conductores como para los usuarios del rubro taxi”, enfatizó.

Nota relacionada: Los transportistas nunca han dejado de pagar extorsión: Jorge Lanza

Siempre se paga extorsión pero el costo ha disminuido

Según Víctor Aguilar, siempre se ha pagado extorsión pero el costo ha disminuido. Anteriormente se pagaba a varias maras y ahora pues solo pagan a una o dos en algunos puntos, pero que igual y siguen pagando.

“No vamos a negar que se han desintegrado varias maras. Antes había puntos que pagaban hasta 5, 6 o 7 retas a estructuras criminales y se ha reducido considerablemente. En algunos puntos a 1, 2 y hasta tres. Se han desintegrado varias estructuras criminales. Esto ha venido a disminuir el impuesto que se paga”, expuso Aguilar.

En ese mismo sentido dijo, “hemos estado en pláticas con entes de seguridad como FUSINA, pero no se ha logrado mucho.

“También, hemos hablado con el alcalde de la capital Nasry Asfura con quien tenemos un proyecto de alumbrado y cámaras de seguridad en los puntos de taxis.