22.3 C
San Pedro Sula
domingo, febrero 5, 2023

Sorpréndase con las versiones más curiosas del Mercedes-Benz 190

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El gigante alemán Mercedes-Benz cuenta en su historia con infinidad de modelos míticos y muy conocidos, como es el caso del Mercedes-Benz 190 (W 201), que ahora cumple 40 años y, con este motivo, hemos querido repasar algunas de las versiones más insólitas.

Apodado ‘Baby Benz’, es un coche del que se ha escrito mucho, pero las variantes que os queremos mostrarte son quizá más desconocidas. ¿Sabías, por ejemplo, que hubo un 190 Cabrio que nunca llegó a fabricarse, o que existió una versión 100 % eléctrica?

Antes de nada, arranquemos por la historia general del modelo, que contaremos de forma muy breve. En diciembre de 1982, Mercedes-Benz presentó el Tipo 190 de la serie W201, una bella berlina compacta que estableció una familia de turismos por debajo de la gama media de la casa de la estrella.

versiones curiosas del Mercedez-Benz
Baby Benz.

En 1988 y 1991 hubo actualizaciones del modelo, y en 1993 finaliza definitivamente la producción del exitoso vehículo, fabricado en las plantas de Mercedes-Benz de Sindelfingen y Bremen. En mayo de aquel año, Mercedes-Benz presentó la serie 202 del Clase C como sucesor del 190. En total se vendieron 1.879.630 unidades del 190, que solo estuvo disponible como berlina de cuatro puertas.

La sobriedad de los años 80

Cuando se presentó el Mercedes-Benz 190, a finales de 1982, los clientes se mostraron inicialmente poco entusiasmados. El sedán era demasiado sobrio, tanto por dentro como por fuera. El cambio de cromo a plástico en los paragolpes fue particularmente irritante, así como los precios, bastante elevados.

En el 190 D de 1983, nadie se ofendió por tener un cambio de solo cuatro marchas de serie y un gran reloj junto al velocímetro. En aquella época, Mercedes-Benz todavía cobraba un extra por casi todo. Los indicadores de la presión del aceite, la temperatura del refrigerante y el depósito de la izquierda, eran siempre de serie.

versiones curiosas del Mercedez-Benz
El interior del Mercedes-Benz a finales del 82 no cumplió con las expectativas.

Estrictamente hablando, el nombre 190 no es exactamente adecuado para el pequeño Benz, porque el motor básico tiene una capacidad de 2,0 litros. Pero, por un lado, el número pretende dejar claro que la serie de modelos se sitúa por debajo del 200 y, por otro, el 190 tiene cierta tradición en la empresa, gracias al Mercedes-Benz 190 SL de 1954.

También de interés: El primer vehículo de reparto del Mercedes Benz

Estreno en Ginebra

El W 201 se estrenó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1983. Se desveló en el stand junto al W 123, que entonces tenía siete años. La diferencia era evidente: por un lado estaba el viejo esplendor cromado de los años 70, y junto a él la alternativa práctica y avanzada de los años 80.

versiones curiosas del Mercedez-Benz
El W 201 se estrenó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1983.

Récord mundial de larga distancia

En noviembre de 2013 vemos un Mercedes-Benz 190 E 2.3-16 (W 201) en la pista de alta velocidad de Nardò, en Italia. Se trata de uno de los tres vehículos originales que participó en este récord mundial, entre el 11 y el 21 de agosto de 1983. El 190 E 2.3-16 recorrió 50.000 kilómetros y estableció un total de tres récords mundiales y nueve récords de clase.

Mucho antes de que AMG se convirtiera en parte de Mercedes-Benz, la marca se aventuró con un modelo deportivo con motores de 16 válvulas desarrollados con la ayuda de Cosworth. En una carrera con las estrellas de la Fórmula 1, en la apertura del GP de Nürburgring de 1984, todos con idénticos 190 E 2.3-16, ganó un tal Ayrton Senna.

El 190 como taxi

Durante toda su vida el 190 recibió la misma crítica: el espacio en la parte trasera era bastante limitado. Por ello, se le negó una gran carrera como taxi. La industria prefería el W 123, de mayor tamaño, o su sucesor, el W 124.

Mercedez-Benz
Estilo taxi del Mercedez-Benz.

Los 190 para EE.UU.

Como comentamos al principio, el W 201 también se diseñó pensando en los clientes estadounidenses. Allí era popular el turbodiésel y, más tarde, el 190 E 2.6, cuyo motor de seis cilindros se metía bajo el capó con calzador.

Entre otras cosas se crearon versiones de exportación como el 190 D 2.2 y el 190 E 2.3, específicos para el mercado norteamericano. Típicos de los Mercedes-Benz estadounidenses eran los faros modificados, que, sin embargo, tenían un diseño más armonioso en los años 80.

versiones curiosas del Mercedez-Benz
El W 201 pensado para clientes estadounidenses.

El rey de los turismos y la debacle olímpica

Casi todo el mundo conoce las salvajes versiones Evo del 190, con agresivos alerones traseros. A principios de los años 90, cuando el W 201 estaba a punto de retirarse, se hizo un nombre en el DTM, por ejemplo con Klaus Ludwig en el 190 Clase E 1, en 1993.

La publicidad del coche era interesante: en aquel momento, Berlín presentaba su candidatura a los Juegos Olímpicos de verano de 2000. Las disputas y los disturbios ensombrecieron el intento, que fracasó estrepitosamente en la segunda ronda de votaciones.

versiones curiosas del Mercedez-Benz
Mercedes-Benz deportivo para año 2000.

El desconocido descapotable y el eléctrico

En 1990 se creó el prototipo de un Mercedes-Benz 190 E 2.6 Cabriolet. El diseño del modelo fue un éxito rotundo, pero finalmente no pasó a la producción en serie, en parte porque la serie 201 se acercaba a su fin. En cambio, Mercedes prefirió el W 124, que también ofrecía más espacio en la parte trasera.

versiones curiosas del Mercedez-Benz
Mercedes-Benz 190 E 2.6 Cabriolet 1990.

En la recta final, el 190 se convirtió incluso en un coche eléctrico. Mercedes-Benz aportó diez 190 y diez furgonetas MB 100 D a una prueba eléctrica a gran escala realizada en la isla de Rügen en el año 1992.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido