«Vergonzosa» y con señal de advertencia, catalogan abogados la sentencia de «Tony»

494
sentencia
La defensa de "Tony" Hernández tiene quince días, para apelar la sentencia.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Que sea otra nación la que impartió justicia por las actividades ilícitas de Juan Antonio «Tony» Hernández y no las autoridades locales, fue el cuestionamiento unificado que manifestaron expertos en derecho en Honduras, luego de que sentenciaran al exdiputado nacionalista a una cadena perpetua, más treinta años de prisión.

«Me siento avergonzado porque lo que hoy vimos es que la justicia que debimos haber tenido en Honduras, se traslada a otro lugar. Es vergonzoso que tengamos un sistema de justicia incapaz de aplicar la ley debidamente y que sea otro país que lo venga a hacer», dijo el exfiscal general de la República, Edmundo Orellana.

El profesional del derecho destacó que, el juez Kevin Castel, los fiscales, e incluso la defensa de «Tony», dejaron entrever que «Honduras es prácticamente un Estado fracasado, que su justicia no funciona y su institucionalidad está a disposición del crimen organizado».

«Lo único que podemos decir en términos de objetividad es que lo que pretende el juez, es que siente un precedente, para evitar conductas que permitan emular a criminales que han dominado este país», dijo Orellana. «Ojalá que sea un buen ejemplo y que ponga a pensar a todos para que no se repitan estos actos», agregó.

Lea también: Sentencian a Tony Hernández a cadena perpetua por narcotráfico

Sentencia de «Tony», «es un anuncio»

Por otro lado, el exfiscal sostuvo que la sentencia «es un anuncio de lo que viene. Como ya han señalado fiscales en sus alegatos finales, «Tony» estuvo involucrado con otros funcionarios, su hermano, militares y políticos, pero es un anuncio que la justicia federal de Estados Unidos va contra eso, ¡yo no tengo la menor duda!», aseguró.

Sobre la cadena perpetua y los 30 años de prisión que recibió el hondureño como condena, el togado explicó que en EE.UU. acostumbran a dictar esas sentencias. «Seguramente es con el propósito de no salir nunca, esos treinta años son irrelevantes, lo importante es la cadena perpetua, no hay manera que se pueda reducir, porque no hay nada que pueda revertir la decisión del jurado», advirtió.

Soberbia

Similar opinión expuso el también abogado Oliver Erazo, quien señaló que «estamos esperando que una corte extranjera haga el trabajo que debieron hacer nuestras autoridades como el Poder Judicial y el fiscal actual».

Además, dejó entrever que «Tony» actuó con soberbia durante su intervención frente al juez Kevin Castel.

«La soberbia no es buena consejera en ningún aspecto de tu vida, menos ante un juez federal de EE.UU. Hay un problema de fondo y la estrategia de ‘Tony’ no funcionó», dijo Erazo.

En ese sentido, consideró que al ahora condenado, «le hubiera salido más provechoso no haber hablado. Ese discurso subráyelo y guárdelo porque será el que sostendrá la clase  gobernante para tratar de mantener en los próximos meses la gobernabilidad y  hacerle creer al pueblo que el juicio está viciado de nulidades y que hay esperanza en la apelación», explicó.

Sobre la confiscación de bienes que pidió la Fiscalía estadounidense, Erazo dijo que espera que la Agencia Técnica de Investigación (ATIC) y el Ministerio Público (MP) tengan los informes. «El fiscal Chinchilla debe dar una repuesta concreta al pueblo hondureño y a las autoridades de EE.UU», expresó.

De igual interés: 11 días de juicio: Todo lo que debes saber sobre el caso «Tony» Hernández

Graves implicaciones

La condena de «Tony» traerá graves implicaciones, porque «nadie va a querer invertir en un país que Estados Unidos catalogó como narcoestado, incluso, la inversión que ya hay en el país, se va a querer ir», externó Oliver Erazo.

Erazo recordó que durante su juventud, fue compañero universitario de Hernández, «era un muchacho normal, trabajaba, comíamos tacos pero nunca pensamos verlo en una situación tan compleja, en el ámbito personal, y que dañara tanto el país. Este es el momento más oscuro y triste de Honduras, nunca vimos una situación tal«.

De su lado, el abogado Félix Ávila destacó que «la justicia de los Estados Unidos es implacable cuando quiere serlo».

Sobre la condena, Ávila sostuvo que «estas cosas pasan». En Honduras, ya se han conocido casos cuyas sentencias son hasta de 500 años, dijo el abogado. «Bastaba un solo cargo para que se le diera pena alta», agregó.

De interés: Tony antes de escuchar condena: «Me siento traicionado por este país»