Venta de drogas, supuesto móvil de la masacre en Olancho, según la Policía

60
masacre en olancho
El portavoz de la Policía Nacional dijo que la masacre estaba vinculada a drogas y robos.

TEGUCIGALPA. La Policía Nacional informó que la venta de drogas sería el supuesto móvil de la muerte de cuatro jóvenes en la colonia 3 de mayo de Catacamas, que registró una nueva masacre en Olancho, zona nororiental de Honduras.

Las víctimas han sido identificadas como Everson Danilo Urbina Moradel, José Alejandro Salinas, Víctor Salinas y Nieguen Antúnez; cuyas edades oscilan entre los 17 y 20 años.

José Alejandro Salinas y Víctor Salinas, supuestamente se dedicaban al robo de motocicletas y a la distribución de drogas en el sector donde fueron asesinados. El portavoz de la PN, Jair Meza, confirmó que el móvil del homicidio está relacionado a esos delitos.

“Una de las víctimas tenía una orden de captura por tráfico de drogas y hay información que otra personas operaban en el robo de motocicletas”, dijo Meza.

Agregó que en base a lo anterior la Policía realiza una investigación para enlazar esa información y confirmar los motivos del atentado. Meza dijo que en el sector donde ocurrió el hecho sangriento la venta de drogas es algo muy usual.

En el acto criminal participaron al menos cuatro personas que portaban armas de grueso calibre, según versiones en poder de la Policía.

Lea también:  Enfrentamiento en Olancho deja policía muerto y otro herido

Los hechos

El drama y el dolor se apoderaron de los residentes de la colonia 3 de Mayo de Catacamas, Olancho, zona nororiental de Honduras.

Varios testigos del hecho retaron cómo se suscitó la masacre. “Solo escuché los tiros, parecían cohetillos. Conozco el barrio pero a los jóvenes muertos no los conocía”, dijo un poblador de la zona.

Confirmó que eran cuatro jóvenes que residían en el lugar. “Fue una tirazón bárbara, estaba en la otra cuadra pintando un carro y tuve que tirarme al suelo”.

Una de las testigos que llegó a la escena del crimen identificó a una de las víctimas.

“A mí me llamaron y me dijeron que lo habían matado. La mamá vive en los Estados Unidos”, dijo la testigo. La Policía Nacional se presentó al lugar gracias a un reporte por medio de la línea de emergencia 911.

“Recibimos una llamada donde nos indicaban que habían cuatro heridos en la zona. Pero no encontramos a nadie ya que la familia trasladó los cuerpos hasta otro lugar”, dijo el oficial.