Vender y comprar en Facebook: un nuevo método de estafa

170
Facebook
Los usuarios interesados en comprar productos por Facebook en la mayoría de casos son estafados y hasta amenazados cuando reclaman a los vendedores.

Tegucigalpa, Honduras. Facebook, la red social que tiene más de 3 millones de usuarios en Honduras , según el reporte 2018 Global Digital. Está sirviendo no sólo para conectar vidas y publicar historias, sino también para cometer estafas mediante ventas de todo tipo; que muchas veces terminan en un fiasco.

Así lo comprobó un equipo periodístico que simuló ser un comprador de bienes y con una cuenta falsa se unió a varias páginas de venta de productos.

De acuerdo al reporte 2018 Global Digital, de los tres millones de usuarios que tiene Facebook en Honduras, el 10 por ciento lo usan para fines comerciales; es decir, unas 300 mil páginas están dedicadas a la promoción de productos de consumo.

Concentrados específicamente en comprobar el nivel de seguridad de estas ventas, el equipo periodístico fingió ser comprador específico de un celular IPhone 6 de 64 de GB en buenas condiciones y en menos de dos minutos comenzaron a caer mensajes de varios ofertantes.

La compra

Los presuntos compradores leyeron cada una de las propuestas que llegaron de parte de distintos oferentes, rechazando la mayoría, ya que nadie ofrecía lo que los periodistas investigadores estaban buscando.

Luego de varios minutos, un usuario escribió ofreciendo lo solicitado a un precio más bajo que las ofertas anteriores. Conversando por varios minutos para verificar el estado del celular, el equipo periodístico le confirmó que aparentemente todo estaba bien con el aparato electrónico y acordó un punto de encuentro y una hora determinada para efectuar la negociación.

El grupo de periodistas explicó que la zona en la que vivían no estaba en la ciudad, pero el vendedor no presentó ninguna objeción. El lugar propuesto para ejecutar el trato fue frente a la posta policial número 4 en El Chimbo, Santa Lucía, a las dos de la tarde.

El encuentro

El día del encuentro, los periodistas llegaron en automóvil, pero solo uno de los infiltrados salió a hacer el negocio. Los demás quedaron en el vehículo para tomar fotografías y estar atentos de cualquier anomalía. Después de varios minutos, una motocicleta se estacionó a unos 20 metros aproximadamente del lugar acordado.

Un hombre, con camisa negra, jeans, tenis y lentes oscuros, bajó de la motocicleta. Asimismo, sacó su celular y realizó una llamada telefónica dirigida al celular que los periodistas proporcionaron con la intención de confirmar la presencia de la persona con la que había acordado.

Confirmada la asistencia de la compradora encubierta, el vendedor se dirigió a paso apacible hacia ella, amablemente le saludó y sacó de su mochila el celular que le vendería.

La periodista contó el dinero y luego le dio una última revisión al celular y todo pareció marchar bien; sin más que decir se realizó el trato y él se retiró de la escena.

La estafa

Aparentemente el celular estaba en muy buen estado; en la primera prueba funcionó correctamente, pero todo cambió un día después cuando al realizar una llamada telefónica el celular apareció “Sin Servicio” . Inmediatamente los compradores lo probaron con un chip de otra compañía para descartar que no fuese éste el dañado.

Infortunadamente el móvil siguió en el mismo estado; esto indicó que el celular posiblemente tenía reporte de robo. Con el fin de confirmar la hipótesis accedieron a la página de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) para verificar la identidad internacional de equipo móvil conocida – por sus siglas en inglés como IME – encontrándose que estaba en la lista negra. Las especulaciones eran ciertas y el celular era robado.

Rápidamente los periodistas decidieron contactarlo por medio de llamadas telefónicas al número que él proporcionó. Luego de varios intentos fallidos, buscaron contactarlo por Facebook y al momento de escribir el nombre con el que estaba registrado en su cuenta personal de Facebook, el usuario ya no existía.

Es así que el equipo periodístico comprobó que las estafas en redes sociales son ciertas, y son más comunes de lo que se estima.

La plataforma

La creación de un perfil en Facebook es una acción rápida. Al ser la red social con más personas en el mundo, cualquiera puede registrarse en ella gratuitamente.

Esta contiene información personal como el nombre y apellido, correo electrónico. De igual manera, fecha de nacimiento, vídeos, fotos y notas relacionadas al dueño del perfil.