TEGUCIGALPA. – La violencia entre las barras bravas, ahora se trasladó a Tegucigalpa.

Un Zipi-Zape se formó en los alrededores del estadio Nacional de Tegucigalpa cuando al inmueble deportivo llegó la barra del equipo verdolaga.

Los barristas provenientes de la zona norte, chocaron con la denominada “Revolucionarios”, la temible barra del equipo Motagua.

El autobús de los seguidores el equipo Marathón fue apedreado, por lo que tuvo que intervenir los elementos antimotines.

Hasta el momento solamente se mencionan un par de heridos.